Inician inventario de estancia

Siguiendo la orden del presidente de la República de tomar posesión de la narcoestancia Cuatro Filhos, en Yby Yau, efectivos de la FTC inician este domingo un inventario del lugar que pertenecía al narcotraficante brasileño Jarvis Chimenes Pavão.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/W62ZOBXBEBFUFP34PVLZHT2M2I.jpg

Ayer, sábado, el presidente de la República visitó la base de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en el distrito de Arroyito, departamento de Concepción. En ese lugar, dio la orden a los efectivos del Comando de Operaciones de Defensa Interna (Codi), órgano que maneja la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), de que tomaran posesión de la estancia que en su momento perteneció al narcotraficante extraditado al Brasil Jarvis Chimenes Pavão.

De hecho, el Estado ya había decomisado esta propiedad, pero el mandatario dio la orden específica de que los efectivos se instalen en forma permanente con un destacamento en el sitio.

Concretamente, este domingo se inicia el proceso de inventario por parte de los efectivos, durante el cual se determinará detalladamente qué bienes existen en la estancia y la cantidad de los mismos.

PUBLICIDAD

La estancia Cuatro Filhos es una lujosa propiedad donde el 16 de agosto de 2007 las autoridades había incautado 117 kilos de cocaína. Está ubicada a 12 kilómetros de la Ruta 5 “Gral. Bernardino Caballero”, a la altura del kilómetro 121, a 24 kilómetros del casco urbano de la ciudad de Yby Yaú, departamento de Concepción, que a su vez se sitúa en el cruce con la Ruta 3 “Gral. Elizardo Aquino”.

Luego de la extradición del dueño del lugar, Jarvis Chimenes Pavão, que se concretó en diciembre del año pasado, la narcoestancia pasó a estar bajo la administración del Estado.

Se cree que tras la orden de Marito en el sitio tendría que habilitarse el cuartel de la Subárea de Pacificación Nº 7 (SAP 7), que va a ser utilizado como base de operaciones de otro grupo de militares, encargados del combate del grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), principalmente.

PUBLICIDAD

Si bien los efectivos intervinientes buscaron a gente dentro de la estancia, ya no encontraron a nadie. Se sospecha que la propiedad seguía operando con guardia civil permanente, pero los capangas se habrían escapado al detectar la entrada de los uniformados.

Increíblemente, aunque la propiedad ya estaba en manos del Estado, existen versiones de que la estancia seguía operando casi normalmente en el tráfico de marihuana y cocaína. Recordemos que el 16 de febrero último había sido encontrada una narcoavioneta que presuntamente capotó en la estancia Cuatro Filhos, pero que fue movida al otro lado del límite de la propiedad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD