La base de una relación violenta

Cuando el hombre y la mujer cumplen con el rol exigido en esta sociedad, se crean las bases de una relación potencialmente violenta. Se calcula que 7 de cada 10 mujeres sufre de violencia física o sexual a lo largo de sus vidas.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/MXBZ5AHMR5AFLERDHIHTI6SP6E.jpg

La base de la violencia familiar se establece cuando los hombres y las mujeres cumplen con su rol establecido en la cultura patriarcal, como la que prevalece en Paraguay, explicó Angélica Roa, psicóloga especializada en violencia basada en género.

En esta cultura, para que el hombre sea identificado como tal tiene que ser el proveedor de la casa, además de agresivo y responsable. Por lo contrario, la mujer debe ser bondadosa, silenciosa, sacrificada y dependiente. Estos son los ingredientes perfectos para una relación potencialmente violenta.

“La mayoría de las mujeres en esta cultura, somos socializadas para vivir en una relación de dependencia con el otro”, sostuvo Roa. Esta relación de dependencia atrapa a las mujeres en el ciclo de la violencia, que inicia con un momento de tensión, sigue con la explosión y culmina con la reconciliación.

El momento de explosión de violencia es cuando generalmente la mujer pide ayuda, o los parientes y amigos se dan cuenta de la situación e intentan ayudar. Sin embargo, al no tener los recursos internos para salir de la situación, la mujer ingresa a la etapa de reconciliación. Es ahí cuando las denuncias realizadas son retiradas.

Estos recursos internos se refieren al empoderamiento de la mujer, o el “reconocimiento de su propio valor”, explicó la psicóloga. “Cuando ellas salen de esta situación se dan cuenta que tienen muchísimas capacidades”, sostuvo.

En el 2012, La Policía Nacional registró 1.342 casos de denuncias por violencia doméstica contra la mujer en el 2012. Cabe destacar que las cifras existentes no presentan la real dimensión del problema ya que muchos de los casos no son denunciados.

Según datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) 7 de cada 10 mujeres en el mundo manifiestan haber sufrido violencia física o sexual en algún momento de su vida. La mayoría de estos casos se reportan dentro de la familia.

Aún con estas cifras, muchas mujeres siguen acudiendo a diversos tratamientos médicos para tratar los síntomas de la violencia doméstica, que varían ampliamente e incluyen depresión, insomnio, ataques de pánico y ansiedad, en vez de realizar la denuncia correspondiente y salir de esa situación.

Para superar el problema, es necesaria la creación de espacios de participación para las mujeres, que fomenten el fortalecimiento de su autoestima. El empoderamiento de las mujeres es una de las claves para superar el ciclo de violencia.

El Ministerio de la Mujer ofrece atención, información y asesoramiento a mujeres víctimas de violencia doméstica e intrafamiliar y de género a través de la línea 137 que puede realizarse de forma gratuita de cualquier teléfono fijo o móvil.

La ONU comenzó a celebrar el Día Internacional de la Mujer el 8 de marzo en 1975 como parte de los esfuerzos para erradicar la violencia familiar, entre otras cosas. Dos años más tarde, en diciembre de 1977, la Asamblea General del organismo adoptó una resolución proclamando un Día de las Naciones Unidas para los Derechos de la Mujer y la Paz Internacional.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.