Oro real versus oro falso

“No todo lo que brilla es oro”. Este dicho popular se aplica a la imagen, puesto que según Aurelio Toledo, el lingote de oro verdadero es el que está sobre el papel, cuya apariencia se observa más opaca. El dorado es solo mezcla de otros metales, dijo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XO4PIJLBLRAYHMNLBKZVNNUCH4.jpg

La fotografía enviada a ABC color muestra cómo se ve el lingote de oro original proporcionado por Aurelio Toledo, quien los habría extraído como plata yvyguy, el cual en algún momento fue cambiado, según el denunciante. Al poner el falso y el real uno al lado del otro, es una demostración de cómo las apariencias engañan; teniendo en cuenta que el supuesto oro verdadero se observa más desvaído y opaco, mientras que las barras más doradas y llamativas son falsas, según explicó Toledo.

Este cargamento del apreciado metal estaba en el Banco Central del Paraguay (BCP), luego de ser incautado en el aeropuerto Silvio Pettirossi en un procedimiento a cargo del fiscal Aldo Cantero, antes de que sea enviado de contrabando a Hong Kong. Luego la causa fue transferida a la fiscal Carmen Gubetich de Cattoni, quien tras una comunicación referente a dudas sobre la calidad del oro, ordenó una pericia.

El resultado fue que los lingotes estudiados –los más relucientes– tienen solo un 0,005% de oro, y el resto de su constitución se trata de una mezcla de cobre y otros metales.

Según Toledo, el preciado metal fue extraído de plata yvyguy en total pesa 584 kilos, valuados en US$ 24 millones, pero sostiene que nunca recibió dinero por la venta al señor Manuel Portes Medina, de origen dominicano.

Su madre había denunciado que fue secuestrada en el allanamiento que realizaron en su casa y que en el acto reconoció supuestamente a Javier Díaz Verón, fiscal general del Estado con “permiso”, mientras la fiscal Gubetich de Gattoni manifiesta que no hay registro de su participación en el allanamiento.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.