¿Apoyó asalto a Prosegur?

Marcelo Pinheiro, alias Piloto, está siendo investigado por presuntamente haber brindado apoyo logístico a los miembros del Primer Comando de la Capital (PCC), que perpetraron el millonario y violento asalto a Prosegur de Ciudad del Este el año pasado.

El narcotraficante brasileño Marcelo Fernando Pinheiro Veiga, alias Piloto, es sospechoso de haber dado apoyo logístico a los miembros del Primer Comando de la Capital (PCC ) que ejecutaron el asalto a la compañía Prosegur, en Ciudad del Este, el año pasado. Este dato fue publicado por el diario O Globo, teniendo en cuenta informaciones brindadas por la Policía Federal de Ponta Porã, en Mato Grosso do Sul.

Según los policías del vecino país, Piloto habría suministrado parte de los fusiles, la munición y los explosivos usados en el ataque. El hecho se registró el 24 de abril del año pasado, cuando un numeroso grupo de delincuentes fuertemente armados atacó la sucursal esteña de Prosegur y hasta destruyó autos en su huida. Se alzaron con más de 11,7 millones de dólares.

De acuerdo con la Policía Federal, las armas y explosivos usados en el asalto vinieron de Bolivia y Venezuela y se utilizó un avión pequeño para el transporte del armamento hasta Paraguay. La prensa brasileña indica que, desde Pedro Juan Caballero, el cargamento fue trasladado hasta Ciudad Del Este y el propio Piloto habría ayudado a cargar los automóviles.

Ocho traficantes de los 40 que habrían participado en el ataque a Prosegur fueron identificados por medio de exámenes de ADN hechos con material cosechado principalmente en una casa en Ciudad del Este, usada por el grupo antes del asalto.

La justicia brasileña condenó este martes a penas de hasta 34 años de cárcel a ocho miembros del Primer Comando da Capital (PCC). En Paraguay solo hay dos detenidos importantes por el caso: el argentino Néstor Ariel Palma, quien alquiló su casa de Ciudad del Este para que el PCC se escondiera y planeara el atraco, y el militar de la Armada Alcides Acosta Maidana, quien habría ayudado a los asaltantes a cruzar el Lago Itaipú hacia el Brasil.

“Piloto era uno de los principales líderes del Comando Rojo (CV) cuando llegó a la frontera de Río, en 2012. En la región, creció rápidamente en la jerarquía del tráfico y acabó buscando independencia. En un año, ya actuaba como 'freelancer' en Pedro Juan Caballero. Asumió el control de algunas rutas, ganó la fama de buen negociador y empezó a proporcionar grandes cantidades de armas, municiones y drogas a las favelas de Río, al igual que al PCC”, mencionan en O Globo.

El narcotraficante fue expulsado de nuestro país el lunes por la madrugada, luego de haber asesinado a Lidia Meza, una joven de 18 años, dentro de la Agrupación Especializada, en un intento por evitar su extradición al Brasil. Ahora se encuentra recluido en una cárcel de máxima seguridad de dicho país.

Este dato de la Policía brasileña se condice con otros que ya se manejaban en abril del año pasado tras el asalto a Prosegur, aunque en ese momento había ciertas imprecisiones.

No obstante, el propio Marcelo Piloto habría estado en el Paraná Country Club durante la organización y ejecución del asalto, y lo habrían dejado escapar ya, que no lo agarraron pese a que las autoridades realizaron un allanamiento buscándolo específicamente a él en una de la residencias dentro del exclusivo barrio esteño.

Justamente esa huida hizo levantar el rastro para la Senad, que finalmente lo ubicó en una residencia en la localidad de Cambyreta, Itapúa.  

 

 

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD