Víctima de gatillo fácil: “Quisieron arruinarme la vida”

Richar Pereira, joven que quedó parapléjico tras ser baleado en un procedimiento policial en 2016, declaró hoy en el juicio oral y público contra el comisario Jorge Zárate y el suboficial Jhonie Orihuela.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UIX67R7255FJLHIVMK6VWLKDPE.jpg

“Prácticamente me pidió que manipule su arma. Yo no podía creer, en el estado en que estaba, la intención que tenía el suboficial (Orihuela) de que manipule su arma para que me quede resto de pólvora”, dijo Pereira al término de su declaración ante el Tribunal de Sentencia, informó Perla Silguero, periodista de ABC Color.

El joven, quien quedó imposibilitado para caminar de por vida a causa del disparo que recibió en la espalda, dijo: “Me quisieron arruinar la vida. En vez de socorrerme, más me quisieron hundir”.

PUBLICIDAD

Ayer el suboficial Orihuela confesó ante el tribunal que pensó en armar una “película” para ocultar el procedimiento irregular que realizó junto con el comisario Zárate y así eludir la responsabilidad.

El hecho se produjo en los primeros minutos del 13 de agosto de 2016. Pereira había sido perseguido por circular a bordo de un automóvil sin chapa y cuando los uniformados intentaron reducirlo se produjo el disparo que lo dejó parapléjico. Los policías involucrados tramaron otra historia para ocultar la verdad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD