Amenaza de desalojo masivo en Isla Guavirá

Luego de 60 años viviendo en la compañía Isla Guavirá, los pobladores podrían ser desalojados. Mariano Leiva, supuesto dueño, apareció repentinamente y reclama las 41 hectáreas que abarcan una escuela, una capilla y un club de fútbol de la comunidad.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/33QS2YPVLNDZDD2KZ7LOCYQECY.jpg

“Apareció un supuesto dueño de una parcela de 41 hectáreas de tierra que incluye a la escuela Defensores del Chaco, la capilla Virgen de Fátima y el club 13 de Junio, incluyendo a muchísimas familias trabajadoras que labran la tierra”, dijo Ruth Vera, una pobladora de la zona, a ABC Digital.

El intendente de Nueva Italia, Osvaldo Krause (PLRA), informó que las tierras son reclamadas por Mariano Salvador Leiva Alvarenga, propietario de la cadena Farmatotal, quien compró recientemente el inmueble que anteriormente pertenecía a Pedro Quintana Rodas y Rosa Celia Ojeda, según un plano de ubicación y partición de condominio de la Municipalidad de Nueva Italia.

De acuerdo al acta judicial, Leiva accionó judicialmente a través de una reivindicación de inmueble contra los pobladores, a quienes requirió la presentación de sus títulos, de otra forma estos podrían ser desalojados.

PUBLICIDAD

En la tarde de este viernes, el intendente Krause, los concejales municipales, los ciudadanos afectados por esta “repentina aparición” y el abogado del supuesto dueño se reunieron para tratar el conflicto.

Leiva Alvarenga posee un título de las 41 hectáreas en disputa que fue avalado por la propia Junta Municipal de Nueva Italia con la firma del intendente, además de la Dirección Nacional de Catastro y la Dirección General de los Registro Públicos.

No obstante, una gran mayoría de los habitantes de la compañía cuentan con sus títulos correspondientes y los que no lo tuvieran podrían obtenerlo a través de una usucapión, por la cantidad de años que llevan viviendo en el sitio, de acuerdo a las palabras del intendente.

De acuerdo a Krause, la Junta Municipal aprobó los planos presentados por Quintana y Ojeda porque el título era “supuestamente auténtico”; sin embargo, dijo desconocer cómo pudo el documento ser avalado por Catastro y el Registro Único, ya que existen propiedades tituladas. “¿Cómo pudo pasar por el sistema?”, se preguntó.

“El abogado del supuesto dueño dijo que ‘les dio 10 días de plazo a los pobladores para que demuestren sus papeles; de lo contrario, con tractor, sacará todas las casas, la escuela, que no les importaba absolutamente nada’”, mencionó Vera, quien fue alumna de la escuela Defensores del Chaco, que ya casi lleva un siglo en en lugar.

Krause cuestionó la autenticidad de los documentos del supuesto dueño. “Es un mago”, dijo, refiriéndose a Leiva, quien compró el inmueble y ahora –60 años después– lo reclama.

Al finalizar la sesión, Krause tomó la responsabilidad de la aprobación de los planos que conflictúan con otras propiedades ya tituladas y, junto a los concejales, prometió que subsanará este error.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD