Se suman voces contra el atropello parlamentario

Luego del atropello a la Constitución Nacional por parte de 25 senadores, ocurrido este martes último, varios gremios empresariales, organizaciones de la sociedad civil e instituciones se sumaron con pronunciamientos al rechazo al “golpe parlamentario”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/G4TG4AKM25BWDG3IQGV7BH2TCE.jpg

Este miércoles, se pronunciaron contra el golpe la Federación de la Producción, la Industria y el Comercio (Feprinco), el Centro de Regulación, Normas y Estudios de la Comunicación (Cerneco), la Unión de Gremios de la Producción (UGP), la Unión Industrial del Paraguay (UIP) y la Asociación Rural del Paraguay (ARP).

En el escrito expresan “el diálogo y no la confrontación permiten construir un país con instituciones sólidas en libertades ciudadanas y el cumplimiento de la Constitución y las Leyes”, calificando la falta de respeto a la institucionalidad acaecida como un “precedente nefasto”.

Manifestaron que las “escenas como las de ayer (martes), en la sede del Congreso, son heridas peligrosas para la República”, por eso “los gremios exigimos que nuestros representantes ajusten sus acciones a los procedimientos establecidos, y que no aumenten la crispación social anteponiendo intereses mezquinos a los generales de la Nación”.

Asimismo lo que sucedió trascendió las fronteras y “puede destruir la imagen de estabilidad y crecimiento de la República, en momentos en que el Paraguay está dando señales claras de ser uno de los mejores destinos para las inversiones”. Por todo esto “llamamos a la cordura y al diálogo constructivo”.

Organizaciones de la sociedad civil también expusieron su postura, “el hecho que senadores, en mayoría circunstancial, impongan modificaciones en el reglamento interno de la Cámara de Senadores, recurriendo para ello al atropello de las mismas normas y procedimientos legalmente establecidos, constituye un acto que afectará a todos los ciudadanos”.

Señalaron por otra parte que lo ocurrido es solo “la punta del iceberg de un problema histórico”. Sobre la aprobación de la modificación de las normas internas del Senado consideran que avasallaron una de las instituciones más importantes dentro de un régimen democrático - el Congreso Nacional”.

La sociedad civil manifiesta “su preocupación por lo que consideran un atropello a las normas y procedimientos legalmente establecidos perpetrado por un sector de la Cámara de Senadores, el martes último”. Esto es sumamente grave porque significa una crisis orgánica de uno de los Poderes del Estado.

El Centro de Estudios Judiciales (CEJ), Decidamos, Fundación Libre, GeAm, Instituto de Derecho y Economía Ambiental (IDEA) y Semillas para la Democracia, hicieron pública su preocupación por la crisis que atraviesa el sistema político paraguayo.

Por su parte, el Instituto Paraguayo de Derecho Constitucional (IPDC) también emitió un pronunciamiento con relación a lo que sucedió en el Congreso este martes 28 de marzo. En el mismo se dirigen a las autoridades nacionales y la ciudadanía en general.

En uno de los puntos expresa que lo ocurrido es “un atropello a la legalidad y a la institucionalidad, nada menos que en la Cámara Alta del principal órgano de representación popular” además de constituirse en una “expresión de barbarie, jamás de un Estado de Derecho”.

Sobre tales hechos hace “un llamado a todos los protagonistas de los lamentables hechos de ayer, para que retomen el sendero del diálogo y los acuerdos para la gestión de la cosa pública, encaminados a alcanzar el bienestar y el progreso de toda la nación”.

Más allá de la pertenencia o preferencia política o religiosa que tenga la ciudadanía, llaman a la misma a “que permanezca atenta y haga un seguimiento de estos acontecimientos políticos, para prevenir cualquier acto que suponga un retroceso en nuestro ya de por sí sinuoso proceso de construcción de una auténtica democracia”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.