Ñe’ẽmbeweb

Las pocas vacunas que llegaron al país ayer no son, ni de lejos, un alivio. Mientras no se vacune a los que están en primera línea y a la población de riesgo, no vamos para ningún lado.

ñee/19/02/21
ñee/19/02/21Caló, ABC Color

*****

Después de tantos años de régimen democrático es lamentable que las autoridades de turno sigan partidizando las instituciones.

*****

El Patrão hace rato le puso el pañuelo colorado a buena parte del Poder Judicial por lo que el ideal de una justicia independiente es una expresión de deseo.

*****

Cada vez es más evidente que la operación Cigar-triz es más que nada un pacto de impunidad que protege a unos cuantos bandidos de manera desvergonzada.

*****

Y está claro que Abdito no ejerce autoridad sobre nada y no se anima a tomar medidas por más que algunos ministros dejen a su administración en ridículo.

*****

El episodio chupamedístico protagonizado por la tal Nilda Romero que funge de ministra de la Mujer, pero más parece una seccionalera, ya fue el colmo.

*****

La Romero emitió un lamentable comunicado público por la “agresión” que sufrieron la pareja y una amiga del Lagarto Juancho.

*****

Que se sepa, el Ministerio de la Mujer no reaccionó igual sobre algunos violentos feminicidios que se produjeron en los últimos tiempos en el país.

*****

Evidentemente, para que una mujer reciba la solidaridad de la ministreja debe ser colorada o amiga cercana o esposa de algún correligionario poguasu.

*****

Alguien con un poco de dignidad hace rato hubiera renunciado al cargo.

*****

Según Martincito Arévalo, le ofrecieron hace un tiempo ser ministro de Justicia para renunciar a su candidatura a intendente capitalino. Menciona a Julito Ullón y este lo niega categóricamente.

*****

El entorno de la ministra Cecilia Pérez dice que detrás de todo está el vice Huguín Velázquez, quien, obviamente, niega la versión.

*****

Demasiados intereses en juego y muy malos antecedentes de algunos de los personajes como para decidir quién dice la verdad.

*****

Pedrín Alliana recurrió al viejo vicio de dar cargos a los hijos de los amiwis para fidelizar respaldos electorales.

*****

Es una muestra de la “nueva vieja podredumbre”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD