La Copa Paraguay, el anhelo de los clubes que aspiran ser grandes

La ilusión de ganar un boleto a la Copa Sudamericana y las ganas de convertirse en grandes equipos son los motores que mueven las piernas de muchos jugadores. La Copa Paraguay reúne a equipos de todas las divisiones de nuestro fútbol para definir quién será el mejor de la tierra guaraní.

La Copa Paraguay reune a equipos de todas las divisiones de nuestro fútbol para definir quién será el mejor de la tierra guaraní.
La Copa Paraguay reune a equipos de todas las divisiones de nuestro fútbol para definir quién será el mejor de la tierra guaraní.ABC COLOR

La Copa Paraguay es un torneo creado para que equipos de diferentes divisiones tengan la posibilidad de ganar un lugar para la Copa Sudamericana. 64 conjuntos participan de este certamen que tiene por objetivo la integración de clubes de todas las categorías del fútbol guaraní.

Este campeonato busca que los equipos que no son de la categoría primera división, ganen mayor fuerza y experiencia futbolística. Son numerosos los desafíos que los clubes de segunda, tercera y otras divisiones deben enfrentar, ya que tienen que vencer a los conjuntos de primera para ganar el trofeo.

Cerro Porteño, Olimpia y Libertad resultan ser algunos de los rivales más fuertes que los equipos de categorías menores deben vencer, si desean conseguir el anhelado boleto a la Copa Sudamericana. Quizás suene imposible que conjuntos de divisiones inferiores ganen a los de primera; sin embargo, con corazón y garra, equipos como el 2 de Mayo de Pedro Juan Caballero y Cristobal Colón de Ñemby han demostrado que el fútbol es impredecible.

PUBLICIDAD

La primera sorpresa, en esta edición 2019 de la Copa, fue un regalo del equipo pedrojuanino, que en la tanda de penales eliminó a Cerro Porteño. De igual forma, Cristobal Colón, de Ñemby, conquistó a uno de los reyes de América; también en penales, los del interior despojaron a Olimpia la ilusión de coronarse en la Copa Paraguay.

El premio económico y la posibilidad de mostrarse a otros clubes son los generadores de la energía que mueve a los jugadores. Un ejemplo es Mario Ricardo, jugador de Cristobal Colón de J. Augusto Saldivar, que fue fichado por Sol de América debido a su buena participación en el partido que disputó frente a Cerro Porteño, en la primera edición de la Copa Paraguay.

Por otro lado, la Copa Paraguay aún debe mejorar en varios aspectos, ya que solo los clubes de divisiones inferiores juegan partidos clasificatorios. Además, los combinados de primera no pueden enfrentarse entre sí en la primera ronda, lo cual constituye una desventaja para los equipos que no están en la máxima categoría.

Los equipos de divisiones inferiores a la primera están demostrando que tener jugadores que están en la selección o poseer gran poder económico no son requisitos fundamentales para ganar a los grandes conjuntos de la clase A. Quizás, en está edición de la Copa Paraguay, tengamos grandes sorpresas y algún equipo de Intermedia o Primera C se convierta en el gran monarca del territorio guaraní.

Por Alejandro Gauna (18 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD