Un pequeño gesto hacia el repartidor

En las redes sociales se ha visto en estos días una iniciativa foránea, en imágenes viralizadas, que puede ser emulada por quienes tienen la capacidad de compartir y son agradecidos con el trabajo del repartidor.

Los repartidores, al igual que muchos ciudadanos que salen a trabajar son vulnerables de contraer el coronavirus, debido al hecho de coincidir con varias personas durante su rutina laboral. Es por ello que algunos usuarios se han mostrado solidarios.
Los repartidores, al igual que muchos ciudadanos que salen a trabajar son vulnerables de contraer el coronavirus, debido al hecho de coincidir con varias personas durante su rutina laboral. Es por ello que algunos usuarios se han mostrado solidarios.Gentileza (Maili Aranda)

Van pasando los días de confinamiento, por lo tanto, las provisiones alimenticias y sanitarias comienzan a reducirse en cada hogar. Para no salir, en lugar de ir a comprar ingredientes con el fin de elaborar una comida o adquirir algún medicamento, muchas personas deciden utilizar el servicio de delivery. Los repartidores, al igual que muchos ciudadanos que salen a trabajar son vulnerables de contraer el coronavirus, debido al hecho de coincidir con varias personas durante su rutina laboral. Es por ello que algunos usuarios se han mostrado solidarios.

La iniciativa promovida por varias personas consiste en realizar un pedido de delivery por medio de alguna aplicación y, en lugar de que el repartidor entregue la orden, el comprador debe informar que el encargo es un regalo, como muestra de gratitud por el arduo y arriesgado trabajo que están realizando.

"Ese pedido es para ti, no me lo debe traer. Sé que la situación está muy difícil y reconozco el esfuerzo que hace al salir a trabajar. El pedido incluye dos hamburguesas y bebidas, para que usted cene y lo comparta con quien quiera; cuídese mucho y tome las medidas necesarias cuando salga a trabajar. Buen provecho", expresa uno de los mensajes, enviados por un usuario al repartidor, que se hizo viral en las redes.

Las capturas de estas conversaciones se hicieron virales en las redes sociales, lo que aumentó la popularidad del gesto que fue replicado por personas de países como Ecuador, México, España o Colombia. Sin lugar a dudas, es una iniciativa a ser imitada, de esta manera, los ciudadanos que cuenten con mayor poder adquisitivo pueden contribuir voluntariamente con estos sacrificados muchachos.

PUBLICIDAD

En un momento delicado como éste, las pequeñas acciones hacen la diferencia, y llenan de esperanza los corazones.

Por Augusto Morel (18 años)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD