Copiatín, el compañero secreto del alumno que no quiere estudiar para un examen

Cuando no estudiaste nada para un examen tenés dos opciones: la buena es bancarte tu problema y la mala, usar la vieja técnica del copiatín. El método del plagio te arriesga a recursar. ¿Preferís emplear el copiatín o unirte al grupo de los febreristas?

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NINQXWUHLJHXHNNUP7QGVFB2G4.jpg

“Prestame tu cuaderno”, “¿cuántas lecciones hay?” o “¿cuántos puntos me faltan para sacar un dos?” son frases que cada fin de año escuchamos decir a algunos alumnos. Ahora que llegaron los exámenes finales, en el aula se siente el ambiente de desesperación y nerviosismo. ¡Claro!, muchos jóvenes, para no ir al colegio en febrero, tienen preparados copiatines bajo la manga.

Sin dudas, están los alumnos que no acostumbran a repasar y comprender las lecciones antes de una prueba y, en el día del examen, molestan chistando, pateando sillas o silbando a cada compañero. Así también, se encuentran los que intercambian la hoja del examen, a fin de completarse uno al otro.

Algunos de los trucos más conocidos entre los alumnos son escribir las respuestas en el brazo o en la pierna, esconder fórmulas en la cartuchera o grabarse contestando las preguntas para luego escucharlas por auricular, utilizando una capucha y fingiendo estar resfriado. “Perdón, profe, mi mamá me está escribiendo”, es una frase conocida por aquellos que, mintiendo a sus maestros, utilizan sus celulares para buscar en internet los planteamientos de la prueba. En el momento de hacer trampa, los alumnos, automáticamente, se convierten en grandes estrategas.

¿Por qué será que en vez de dedicar un momento al estudio, los alumnos arriesgan sus puntos de la prueba haciendo plagio? Imaginate que la profesora encuentre bajo tu examen un cuestionario; sí, olvidate de sacar un cinco, porque ni llorando amargamente tu maestro te dará segundas oportunidades.

Ah, hacer telepatía y gestos con el compañero del pupitre de al lado es otra de las técnicas que emplean los estudiantes para copiar el examen mientras la profesora se distrae revisando su planilla. ¡Ojo!, para ser un buen estudiante, debés olvidarte completamente de los plagios y usar tu cerebro para aprender, por lo menos a repasar antes de la temible prueba.

Depende de vos dejar de poner en peligro tus parciales o pruebas finales, porque seguro no querés repetir de curso y no participar en los divertidos Upd y Ud de tus compañeros. Ponete a pensar en que también podés formar parte del equipo febrerista de tu colegio si seguís manejándote con los copiatines.

Por Ezequiel Alegre (16 años)

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.