Viajar sólo con equipaje de mano exige preparación y creatividad

Llevar una mochila o un bolso de viaje que no debe ser despachado tiene muchas ventajas: el equipaje no se puede perder al cambiar de avión, se evitan largos tiempos de espera en la banda y además se ahorra dinero.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/APWVCZ6JIBAPPF6V256LKAHGN4.jpg

Muy poca gente realmente necesita en las vacaciones toda la ropa que mete en la maleta. Con una buena preparación y un poco de creatividad es posible mantener el límite prescrito para el equipaje de mano.

Los pasajeros que hacen trasbordo deben tener cuidado, ya que no existe una regulación uniforme. La cantidad de equipaje permitido a bordo también puede depender de la clase del billete, la ruta o el tipo de avión.

En su página web, la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) proporciona una recomendación no vinculante de una pieza de equipaje de mano gratuita de un tamaño máximo de 56x45x25 cm, incluidas la manija y las ruedas.

PUBLICIDAD

La mayoría de las aerolíneas permiten además un bolso de mano o un maletín para el ordenador portátil.

 

Las personas que viajan solamente con un equipaje de mano deben hacer concesiones. "Hacer la maleta empieza por la cabeza", asegura Alfred Gruber.

En lugar de estar preparado para todas las eventualidades y llevar tal o cual cosa solo por las dudas es conveniente concentrarse en lo que uno realmente necesita, señala el director de la empresa fabricante de maletas Titan.

Si uno no está seguro, debe averiguar antes qué tiendas se encontrarán cerca del alojamiento en caso de tener que adquirir algún producto.

Hacerse una lista ayuda a planificar. Hay varios modelos disponibles en Internet. Es importante verificar el clima y el pronóstico del tiempo para el área de destino antes del viaje.

Sandra Braun, azafata, recomienda llevar solo prendas que sean fáciles de combinar y adecuadas para el día y la noche. En cuanto a los colores, se puede elegir un tono y combinar con colores neutros. En caso de que la temperatura del lugar sea cambiante se pueden combinar varias de estas prendas en forma de capas.

Si existe la posibilidad de lavar regularmente se puede llevar menos. Lo ideal es ponerse las botas, chaquetas más pesadas o abrigos gruesos durante el vuelo y así ahorrar espacio y reducir el peso en el equipaje de mano.

Los objetos más pesados como zapatos, bolsa de cosméticos o un libro van abajo, dice Braun. Como los zapatos suelen ser voluminosos, se debe empacar un máximo de dos pares, sugiere.

Luego vienen las blusas y los pantalones ligeros. Una buen método para ahorrar espacio es enrollar los vestidos, camisetas y jeans, recomienda la azafata. Además, se pueden aprovechar todos los huecos, también dentro de los zapatos, colocando los calcetines, la ropa interior y el traje de baño.

En los bolsillos delanteros y laterales de la maleta conviene guardar lo que debe estar al alcance de la mano.

Los líquidos de todo tipo y cosméticos solo se pueden llevarse a la cabina en recipientes de hasta 100 mililitros y deben guardarse dentro de una bolsa transparente.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD