Violencia de género sigue arraigada en la sociedad paraguaya

Los derechos sexuales de las mujeres, niñas y niños siguen atados a un sector de la sociedad conservadora, Estado e Iglesias. Desde una perspectiva de género, Soledad García Muñoz y Julio Torales, de Amnistía Internacional, recuerdan a los legisladores esgrimir principios confesionales y moralistas. Amnistía insta a las iglesias a no dar la espalda al sufrimiento que padecen numerosas mujeres, y piden respeto a la libertad de expresión.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD