Independiente del Valle vuelve a hacer historia

QUITO. El Independiente del Valle, que apenas lleva nueve años en la primera división ecuatoriana, ha vuelto a hacer historia con su pase este martes a semifinales de la Copa Sudamericana, reafirmando así su estrategia de cantera como apuesta del fútbol.

Independiente del Valle
Independiente del ValleJOSÉ JÁCOME

De la mano del técnico español Miguel Ángel Ramírez, se trata de la segunda vez en su historia que pasa a una fase tan avanzada en un campeonato continental, tras imponerse el martes por la mínima al Independiente argentino, y valerse de un gol fuera de casa para pasar a la siguiente fase.

“Si alguien hubiera dicho hace nueve años que este equipo llegaría a la final de Libertadores, y tres años después a las semifinales de Sudamericana, le habría dicho que apueste mil a uno”, dijo tras el partido su propietario, Michel Deller, sobre la excepcional trayectoria del club.

Y es que el pequeño equipo de Sangolquí, una localidad al sureste de Quito, ha conseguido lo que pocos equipos locales, particularmente porque su salto al fútbol nacional se produjo en 2009.

PUBLICIDAD

Los hizo tras dos años en la segunda división ecuatoriana, a la que había llegado de campeonatos regionales.

Su primera proeza fue el subcampeonato de Ecuador en 2013, y de allí, tres años después, en 2016, un histórico subcampeonato en la Copa Libertadores, final que perdió ante el Atlético Nacional colombiano.

“¡Toca pellizcarse para entender, es una inmensa alegría y un inmenso mensaje!”, destacó Deller en declaraciones que publica el diario El Comercio, y atribuyó el éxito a “un firme compromiso, no negociable, de valores” y a la “capacidad que tiene el futbolista ecuatoriano”.

PUBLICIDAD

Sin duda una de las apuestas de Deller, ya que la cantera, a través de sus escuelas de fútbol, es el eje de una estrategia de inspiración social.

En ese sentido, su centro de alto rendimiento es considerado la columna vertebral no solo a nivel competitivo sino que también ha dado al club una proyección comercial.

Muchos de sus jugadores han llegado a ligas extranjeras, entre ellos Gonzalo Plata al Sporting de Lisboa, Wellington Ramírez a la Real Sociedad “B” y recientemente Stiven Plaza al Real Valladolid.

También constan en sus transferencias Emerson Espinoza al Albacete, Jhegson Méndez al Orlando City o Kener Acre y Michael Estrada al Macará, de Ecuador.

El pase a semifinales supone además para el equipo un ingreso extra de 2,5 millones de dólares, una cifra que marcará diferencias en las arcas de un club que para 2019 ha declarado un presupuesto de apenas 5 millones de dólares.

Deller explicó que su equipo ha asumido también un “fútbol más europeo”, que puede llegar a “desesperar” a más de un aficionado porque contempla que “el jugador manda la bola para atrás”.

En ese sentido, la victoria ante los de Avellaneda y su pase a semifinales suponen un espaldarazo a la gestión deportiva de Ramírez, que asumió las funciones en mayo pasado tras la sorpresiva “fuga” del también español Ismael Rescalvo al Emelec, de Guayaquil.

Tras pasar por clubes como Las Palmas (categorías inferiores) o Alavés, y por la Aspire Academy de Catar, Ramírez se sumó a Independiente en 2018 para impulsar precisamente su vocación formativa.

Pese a la apuesta canterana, el crucial gol de este martes frente a Independiente salió precisamente de las botas de un extranjero, el también español Dani Nieto, de 28 años y ex del Numancia.

Decantó el marcador a favor de los “rayados” después de 78 minutos en los que el equipo argentino se había atrincherado en la defensa para proteger el 2-1 de la ida en Avellaneda.

Situado esta temporada en el quinto puesto del campeonato ecuatoriano, a siete puntos del líder Macará, en su próximo compromiso continental el Independiente del Valle se enfrentará al vencedor de la llave Fluminense-Corinthians, que se medirán el próximo 22 de agosto en la ida y el 29 en la vuelta.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD