Asunción, la ciudad de la fortuna para Independiente

Independiente tiene revancha de la final de Libertadores perdida en 2016, y quiere conquistar la Copa Sudamericana 2019. La historia internacional del Matagigantes comenzó en Asunción, cuando un penal errado de Rodrigo López en el último minuto clasificó a los ecuatorianos a la fase de grupos.

Independiente del Valle, Copa Sudamericana, Copa Libertadores 2019.
Independiente del Valle fue finalista de la Copa Libertadores 2016, en una campaña que arrancó contra Guaraní.

El fútbol siempre da revanchas, a chicos y a grandes, e Independiente del Valle es el claro ejemplo. El elenco ecuatoriano juega este sábado su segunda final internacional y busca conquistar la Copa Sudamericana 2019. Hace tres años, el Negriazul definió la Copa Libertadores de América y perdió el título contra Atlético Nacional de Colombia. Aquella histórica campaña comenzó en Asunción y tuvo una jugada clave.

Independiente del Valle fue finalista de la Copa Libertadores 2016, en una campaña que arrancó contra Guaraní.

Independiente inició el certamen en el repechaje y enfrentó a Guaraní. En Sangolquí, el local ganó 1-0. En la revancha, el 11 de febrero, el Aborigen dio vuelta la serie, pero necesitaba un gol más para clasificar a la fase de grupos. Con el partido 2-1 a segundos del final en el Defensores del Chaco, Arturo Mina cometió un penal y de la ejecución se encargó Hernán Rodrigo López. El uruguayo abusó en la fuerza del remate y envió el balón sobre el travesaño.

PUBLICIDAD

El tiro errado permitió a los ecuatorianos avanzar al Grupo 5, donde terminó segundo, por detrás de Atlético Mineiro. El Matagigantes, apodado desde esta edición del torneo, eliminó en Chile a Colo Colo empatando 0-0 en la última jornada. Posteriormente y con Librado Azcona como héroe, Independiente sacó a River Plate en el Monumental en octavos y derrotó a Boca Juniors en la Bombonera en semifinales.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD