Valverde, un partido de sanción

El uruguayo Federico Valverde, centrocampista del Real Madrid, fue sancionado con un partido de suspensión tras ser expulsado en los últimos compases de la prórroga de la final de la Supercopa ante el Atlético de Madrid.

El charrúa derribó al delantero español para evitar que quedará mano a mano con el arquero blanco.
El charrúa derribó al delantero español para evitar que quedara mano a mano con el arquero blanco.GIUSEPPE CACACE

La jueza única de competición, que abordó el caso este miércoles, tomó esta decisión en aplicación del artículo 114.1, con lo que Valverde, una de las revelaciones de la temporada en el fútbol español y determinante en los últimos tiempos en los esquemas del francés Zinedine Zidane, se perderá el próximo sábado el importante partido de La Liga contra el Sevilla en el estadio Santiago Bernabéu.

Valverde fue expulsado con roja directa después de hacer una falta sobre el rojiblanco Álvaro Morata cuando este se escapaba en solitario en dirección al área del conjunto madridista. La acción impidió que el atlético pudiera tratar de batir al meta Thibaut Courtois y aunque el Real Madrid se quedó en inferioridad apenas quedaba tiempo, aguantó el 0-0 y luego ganar su undécima Supercopa en la tanda de penales.

El colegiado del encuentro, José María Sánchez Martínez, reseñó en el acta de la final que Valverde fue expulsado por “derribar a un adversario impidiendo con ello una ocasión manifiesta de gol”. El argentino Diego Pablo Simeone, entrenador del Atlético de Madrid, consideró que dicha acción del uruguayo definió el resultado final del torneo, disputado en Yeda (Arabia Saudí), aunque comprendió la decisión de Valverde.

“Fue algo que no se debe hacer con compañeros que están jugando. Pido disculpas a Álvaro pero era lo único que me quedaba hacer por el equipo. Estoy feliz por el título, pero me queda la espina por lo que hice porque no fue bueno”, dijo Valverde ante los medios en la sala de prensa del King Abdullah Stadium tras ser designado jugador más valioso de la final por el seleccionador nacional, Luis Enrique, y su equipo y el director deportivo de la RFEF, José Francisco Molina.

Casemiro, Luka Modric, Toni Kroos y Valverde celebrando con la copa.
Casemiro, Luka Modric, Toni Kroos y Valverde celebrando con la copa.
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD