Olimpia ganó el clásico blanco y negro y también es puntero

Olimpia ganó el clásico blanco y negro y escaló a la cima del torneo Apertura. El Decano derrotó 1-0 a Libertad y suma 19 puntos al igual que el Gumarelo y Guaireña, que goleó 3-0 a Sportivo Luqueño. Jorge Recalde, aprovechando un grosero error de Alexander Barboza, anotó el único tanto en el Dr. Nicolás Leoz.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/JQAYVCBEEBGZ7PF5CFAL3YIH4I.jpg

Ya habían ganado Nacional (escolta) y Guaireña, que cargaban toda la presión sobre Libertad y Olimpia. El Gumarelo y el Decano jugaban el partido más importante de la décima jornada y quizás, uno clave del torneo Apertura. El clásico blanco y negro marcaría tendencia, de alguna manera, en la cima de la clasificación. O seguía el Repollero como líder, pero con una ventaja mínima o el sábado terminaba con tres líderes a la espera de la presentación de Cerro Porteño.

Después del debut con goleada, Sergio Orteman planeó durante la semana repetir la misma formación para visitar Tuyucuá, pero entre en tres días, el entrenador perdió a dos titulares y jugadores experimentados: Richard Ortiz y Roque Santa Cruz. Rodrigo Rojas y Marcelo Estigarribia fueron los reemplazantes respectivamente. Por su parte, Daniel Garnero alineó a los titulares por la relevancia del encuentro pese a la cercanía del choque de la Copa Libertadores.

El local tomó la iniciativa, insinuó con Bautista Merlini, pero no fue eficaz y agigantó la figura de Alfredo Aguilar. Después de aguantar, en 15 minutos, el empuje del local, el Franjeado eaprovechó un error defensivo y mostró toda la jerarquía en la contundencia. Jorge Recalde no dio por perdida una pelota sin sentido de Antolín Alcaráz y presionó a Alexander Barboza, quien trató de salir jugando, perdió el esférico, la posición y comprometió toda la zona defensiva.

Recalde, quien sacó un metro de ventaja en la carrera con el argentino, definió cuando encontró el mejor perfil y cruzó el tiro ante la salida de Martín Silva para concretar el 1-0. Olimpia comenzó a manejar el trámite desde el resultado y la desesperación de Libertad, que no logró recomponerse del golpe y a pesar de tener ocasiones para el empate, todas fueron más por empuje que por jugadas elaboradas o determinadas en conjunto.

En el segundo tiempo, la temática del cotejo no cambió, pero en la búsqueda de la paridad, el local quedó expuesto a un contra golpe. Marcelo Estigarribia tuvo una chance tras una larga corrida ganando por velocidad a Iván Ramírez, pero definiendo mal en el pase atrás, que no tuvo destinatario. Posteriormente, con un adversario apurado, Recalde aprovechó una acción de tiro libre y marcó el 2-0, pero el VAR sancionó una posición adelantada del mediapunta.