González Ozuna pone toda la carne al asador

Debutante en el fútbol profesional a los 33 años, Carlos González Ozuna, delantero del Sportivo San Lorenzo, trabajó de carnicero. En su club el atleta luqueño cuenta con todos los elementos para poner toda la carne al asador.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XFSRDAYICRCSLKQDCNR4BY4C4I.jpg

El Rayadito tiene como sponsor principal a una conocida marca de embutidos, por lo que para las picadas Carlos tiene los primeros ingredientes. Y para conseguir la carne tiene varias opciones, primero porque el presidente de la institución, Ramón Delgado Génez, es un próspero ganadero y después porque el jugador de fútbol tiene sus contactos en el rubro.

Cuanto terminaba la Intermedia, el deportista debía generar ingresos y tuvo las puertas abiertas en la carnicería. Su primera y única experiencia internacional fue en Indonesia, comía de todo, inclusive... insectos.

González se aprestaba a ir a jugar en Carapeguá hasta que el “presi” del Sportivo lo convocó para fichar. Debutó a nivel profesional contra Capiatá y en su segundo cotejo, frente a General Díaz, registró dos conversiones, en el vibrante 3-3 registrado en lunes en el kilómetro 12 de Luque.

PUBLICIDAD

Carlos Javier González Ozuna nació el 8 de febrero de 1986 y es de la 5ª compañía Maka'i de Luque, en donde inició su carrera en el 18 de Enero. Antes había ido a las formativas de San Lorenzo, pero no se quedó por falta de rubro.

Victoriano Arenas y Sacachispas fueron los clubes del ascenso argentino en donde militó, para retornar a nuestro medio y jugar por Olimpia de Itá, Martín Ledesma de Capiatá, Sport Colombia, Cristóbal Colón de Ñemby, Deportivo Liberación y Guaireña FC.

Carlos disfruta de este pequeño “momento de fama” sin olvidar sus raíces por supuesto. Curiosamente, en todas las invitaciones el menú consiste en asado. Y, con semejante anécdota de carnicero, su música de cabecera sin dudas será “Leña para el carbón”.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD