Las disculpas del chileno

SANTIAGO DE CHILE. El jugador de la sección chilena sub'20 Nicolás Díaz pidió disculpas al futbolista venezolano Pablo Bonilla, al que calificó de “muerto de hambre” tras un lance del partido que ambos conjuntos nacionales disputaron.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/NOPVNLMV7NFJNKMVKTEQGAA67Y.jpg

“Por medio de la presente, quisiera hacerles llegar mis más sinceras disculpas por mi reprochable actitud hacia Pablo Bonilla y el pueblo venezolano”, expresó Díaz a través de una carta que difundió esta madrugada la Asociación Nacional de Fútbol Profesional (ANFP) de Chile.

En el tramo final del partido, que concluyó con victoria para Venezuela (1-2) y tras una jugada de ataque sobre el área de la Vinotinto frustrada por Bonilla, Díaz le llama “muerto de hambre”, según se desprende de la transmisión televisiva del encuentro.

“Lamento profundamente mi reacción hacia Pablo Bonilla. En ningún caso, mi intención fue la de denigrar o insultar al pueblo venezolano. Al igual que millones de chilenos, he tenido la suerte de compartir con personas que han llegado de Venezuela a Chile y me he dado cuenta de su calidad humana”, agregó Díaz en su misiva.

PUBLICIDAD

El futbolista chileno agregó que nada “justifica actitudes irresponsables y dichos tan hirientes” como el que cometió y dijo ser consciente de que su “comportamiento como deportista profesional y persona pública” tiene que ser mucho mejor que lo demostrado en este suceso.

Según medios locales chilenos, la Federación Venezolana de Fútbol estudiaba pocas horas después del partido denunciar a Díaz ante la Conmebol, por lo que Díaz, antes de la carta difundida por la ANFP, ya pidió disculpas por su cuenta de Instagram.

“Quiero decirle a todos que lo que dije en el partido no lo siento de verdad (...) Si respondí como respondí, es porque Bonilla me insultó con algo que no vale la pena repetir cuando me caí en esa jugada, y en la calentura del momento son cosas que pasan en la cancha”, dijo Díaz en Instagram.

A través de esta red social, el jugador también lamentó que él y su familia recibieron amenazas tras el incidente. “Cometí un error por cosas que pasan en la cancha y ojalá que pronto se solucione todo”, concluyó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD