“Se determinó ser el mejor dirigente”

Este miércoles, el dirigente más laureado del fútbol paraguayo, Osvaldo Domínguez Dibb cumple 80 años de vida. Julio Osvaldo, uno de sus hijos, comentó que su papá “se determinó ser el mejor dirigente, quería llevar al Olimpia mucho más alto”.

Julio Osvaldo Domínguez, Osvaldo Domínguez Dibb
Julio Osvaldo Domínguez, Osvaldo Domínguez DibbArchivo, ABC Color

Un 5 de agosto, pero de 1940, nacía Osvaldo Domínguez Dibb, un hombre que consiguió todo como presidente de Olimpia. Julio Osvaldo, uno de sus hijos, señaló que el popularmente conocido como ODD “es un bendecido de Dios. Se determinó ser el mejor dirigente, quería llevar al Olimpia mucho más alto. Todos los días ponía al Olimpia por encima hasta de sus intereses personales, inclusive por encima nuestro”.

Julio Osvaldo señaló que Peggy Wilson-Smith, su mamá “fue el soporte, de verdad la base que papá necesitó para llegar a donde él quería, para que pueda tener la estabilidad emocional que necesitaba en casa. Fue la única que domó un tigre y lo convirtió en loro”.

La vida dirigencial de ODD está llena de títulos, y resaltan tres Copa Libertadores y una Copa Intercontinental. Julio Osvaldo apuntó que su papá “no firmaba contratos y el último problema lo tuvo con Rodrigo López y con (Sergio) Orteman, cuando ya había representantes. Pero él decía: la palabra es lo que vale”.

En comunicación con el Cardinal Deportivo, Julio Osvaldo manifestó que su “papá tenía algunos jugadores que le hacían temblar el corazón: (Hugo) Talavera, el Loco (Gabriel González), Rafael Bobadilla, Viki (Virginio Cáceres). No me quiero olvidar de algunos, pero eran unos cuantos”,

PUBLICIDAD

Consultado sobre qué futbolista fue el más querido por ODD respondió: “Imposible es, con tantos jugadores, decir uno, porque a todos los quiere como a sus hijos. Pero diría que la persona que trascendió con el tiempo es Hugo Ricardo Talavera”.

Comentó que como su papá es deportista, “las derrotas las tomaba como un nuevo desafío. Que yo recuerdo una fue cuando fue nombrado director de la selección, donde le ponían pakova pire (cáscara de banana) y no podía manejar como él quería”. por otra parte, uno de los momentos más sorprendentes fue “en 1979, porque cuando llegamos a Asunción ese aeropuerto quedó chiquitito. Eso creo que lo sorprendió porque no se podía asimilar lo que se había conseguido”.

Ante las cargadas de otros hinchas que mencionan que el éxito de ODD fue comprado, Julio Osvaldo dijo: “Si compraba, tenés que traer a todos los jugadores y los réferes. Es normal acá en Paraguay, la gente le tira a árbol que tiene frutos. Francamente, Olimpia siempre ganó sus partidos por superioridad (...) Olimpia siempre consigue los resultados, porque casi siempre es el que tuvo el mejor plantel del país”. Este miércoles fue lanzado el libro basado en la vida del dirigente más laureado del fútbol paraguayo.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD