Se fue el campeón de América

Esta mañana lo despidieron para siempre: Ranulfo Miranda vive en la eternidad. El campeón de América con Paraguay falleció, el miércoles, a los 89 años por problemas de salud. Dirigió a Cerro, Guaraní, Nacional y fue nombrado hijo dilecto de Asunción.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/DYKJMCALGBHVXDIFX4ZGD2DI3Y.jpg

Nació en Areguá en 1927 y a 21 kilómetros de Asunción, comenzó a amar al fútbol desde su niñez. Cuando el país firmó la paz con Bolivia y dejó la guerra en el Chaco, un joven Ranulfo Miranda iniciaba su carrera como jugador dentro de este deporte. Llegó a Guaraní y ya en la década del cuarenta, vistió la camiseta de la Selección Paraguaya. Pero su mayor logro no lo consiguió detrás de un balón dentro del campo: la gloria continental lo conoció como entrenador.

1979, un año de títulos. Olimpia se consagraba por primera vez en la Copa Libertadores. Era el segundo título internacional que llegaba a Paraguay: el primero, la Copa América de 1953 con Fleitas Solich como DT. Ranulfo se encargó de la dirección técnica de la Albirroja y con un seleccionado formado, en su mayoría, por futbolistas franjeados se coronó campeón, por segunda vez, del entonces Campeonato Sudamericano (Copa América).

Hoy, a sus 89 años, Ranulfo Miranda fue despedido para siempre por sus familiares, amigos y el mundo del fútbol. Un campeón de la vida. Por problemas de salud dio un paso a la vida eterna pero dejó en la historia el recuerdo imborrable de una máxima felicidad como la Copa América. Seguirá siendo el hijo dilecto de Asunción a pesar de su partida. Gracias Ranulfo... ¡gracias campeón!

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD