Lev Polugaevsky vs. E. Torre, Moscú 1981

El extraordinario Gran Maestro soviético Lev Polugaevsky (1934-1995), creador de la variante de su nombre de la Defensa Siciliana es bien conocido por los lectores. Una de nuestras notas fue sobre él (Galería de Maestros 5).

Cargando...

El filipino Eugene Torre (1951- ) ha sido el primer Gran Maestro asiático, el mejor jugador de ese continente durante muchos años, y un frecuente participante de los torneos de élite durante la segunda mitad de la década de los ‘70 y primera de los ‘80. En 1982 se clasificó para los Torneos de Candidatos (de los 8 clasificados salía el desafiante de Karpov, que resultó ser Kasparov), y en cuartos de final fue eliminado por el húngaro Ribli.

La partida que veremos es el fruto de una extraordinaria ‘‘receta casera’’. Sobre este tema en su versión ‘‘clásica’’, demos la palabra al autor, Lev Polugaevsky:
‘‘La apertura siempre me ha atraído, es un campo independiente del pensamiento ajedrecístico. He intentado encontrar mi propio camino en cómo manejar y estudiar la apertura. He intentado siempre ‘concebir’ una nueva idea, aún cuando en mis años jóvenes mis descubrimientos no fueran de muy alta calidad, o incluso dudosos.

‘‘La explicación de esta temprano enfoque proviene de que yo vivía en Kuibishev, donde los libros de ajedrez no eran fáciles de conseguir, además mis estudios y trabajo impedían que estudiara todas las aperturas, la limitación del tiempo me hizo autolimitarme y dedicarme a unas pocas líneas, en profundidad. Eso sí ... para que una nueva idea nazca a veces son necesarios cientos de horas de trabajo. El resultado es de una única aparición, en una sola partida, pero al mismo tiempo la Teoría de las Aperturas da un paso adelante’’.

Me da un poco de tristeza romper con esta especie de cruzada romántica del pasado, al comentar que con la irrupción de los potentes programas como Fritz, de esta última frase, solo la parte final es ahora verdad, las computadoras son parte esencial del trabajo de todos los maestros actuales, y Grandes Maestros de élite como Bareev y Anand no se ruborizan de admitir que muchas de sus innovaciones son productos del trabajo de Fritz... todo cambia.

Veamos la partida basada en los excelentes comentarios de Lev Abramovich Polugaevsky.

Polugaevsky, Lev - Torre, Eugene
Defensa Semi eslava [D44] Moscú 1981
1.d4 d5 2.c4 c6 3.Cf3 Cf6 4.Cc3 e6 5.Ag5 dxc4 6.e4 b5 [La aguda Variante Botvinnik, donde Polugaevsky tenía muchas recetas guardadas, fruto de su inagotable trabajo casero.] 7.e5 h6 8.Ah4 g5 9.Cxg5 hxg5 10.Axg5 Cbd7 [Comenta Polugaevsky: ‘‘Esta es esencialmente la posición inicial de la Variante Botvinnik. Durante 2 semanas, aún a riesgo de gastar excesivo tiempo, la analicé cuando me preparaba para mi match con Henrique Mecking. El riesgo se justificaba por sí mismo. (De 1977, por los matches de candidatos eliminatorios, en que se impuso Polugaevsky. ZF) Una noche sin dormir, totalmente absorbido por el trabajo, y de repente mi corazón empezó a latir con fuerza, había encontrado una idea completamente nueva...En el match la innovación no fue requerida, y el papel con mis análisis estuvo guardado ¡por más de 4 años!’’.] 11.exf6 Ab7 12.g3 c5 13.d5 Cb6 [Esta jugada empezó a ser considerada errónea debido justamente a esta partida, 20 años más tarde, su evaluación no varió. Lo más usual ahora es 13...Db6, jugada que ya hemos visto en esta sección al rememorar la partida Ivanchuk - Shirov Wijk Aan Zee 1996, supongo recordarán la entrega de dama 21.Dg7!!. de Ivanchuk.] 14.dxe6 Dxd1+ 15.Txd1 Axh1 16.e7 a6 [Polugaevsky comentó: ‘‘Las negras obviamente no tienen tiempo para 16...Ah6 en vista de 17.Cxb5 Tc8 18.Cc7+!
¿Qué hacer? Mis análisis y también la partida Beliavsky-Bagirov, Moscú 1981, mostraron que después de 17.exf8=D+ Rxf8 18.Td6 Tb8 19.Ae3 Th5 las blancas tienen buena compensación por la calidad, pero tal vez no más, porque hay siempre que controlar el avance de los peones negros del ala dama’’.]
17.h4!! Ah6 18.f4!! [‘‘Habiendo entregado una torre, las blancas no tienen ningún interés en recuperar material, se conforman con el hecho de que la Th8 no entrará en juego por bastante tiempo’’.] 18...b4 19.Td6 [‘‘Esto también es fruto del análisis casero, yendo más adelante, debo admitir que la posición fue analizada hasta la jugada 29 de la presente partida. Si se hubieran retirado con 19.Cb1 las negras estarían muy bien, mientras que ahora disponen de la casilla d1 desde donde puede actuar inmediatamente sobre el centro’’.] 19...Tb8 [‘‘Después de 19...bxc3 20.Txb6 cxb2 (20...c2 21.Rd2 Rd7 22.Axc4 Ae4 las blancas ganan con la paradójica movida 23.Txa6!) 21.Axc4 seguido de Txb2. Las negras pierden por la debilidad de f7, y la asombrosa impotencia de sus torres’’.] 20.Cd1 Axg5 21.fxg5 Cd5 [‘‘Evitando Ce3, y preparando la evolución del caballo en e7 o f6’’.] 22.Axc4 Cxe7 23.fxe7 Rxe7 24.Tf6! [‘‘Es mucho más importante evitar que la Th8 entre en juego que el peón de a6’’. Si 24.Txa6? The8! 25.Tf6 Rf8+ y Te7.] 24...Thf8 25.Ce3 [‘‘25.Cf2 seguido de Cd3 era también bueno, pero no me gustaba el hecho de que tras tomar en c5 las piezas no se defendieran entre sí, y en ciertas líneas estaban ‘‘colgadas’’, por lo tanto en vez del peón de c5 las blancas atacan los importantes puntos f5 y d5’’.] 25...Ae4 26.Txa6 [‘‘Ahora con la columna encerrada la Tf8 no entra en juego desde e8, las blancas recuperan material conservando una gran ventaja posicional y excelentes chances de victoria’’.] 26...Tbd8 27.Tf6 [27.h5 era otra buena posibilidad.] 27...Td6 28.Tf4 Td4 29.h5 Ad3 30.Cd5+ Rd6 31.Txd4 cxd4 32.Ab3 Ac2 33.Axc2 Rxd5 34.Ab3+? [‘‘Un error, que pudo haber echado a perder todos los logros anteriores, podría haber ganado con la sencilla 34.h6! seguido de 35.h7, y el avance del rey al centro. Además el rey negro no podría permanecer en d5 porque seguiría 36.g6 y si 36...fxg6 37.Ab3+ y 38.Ac8’’.] 34...Re5 35.g4 Rf4? [En el apuro de tiempo las negras no aprovechan la excelente oportunidad ofrecida por las blancas: 35...d3!! con el alfil en c2 esto no hubiera sido posible. Si ahora 36.Rd2 (o bien 36.h6 Rf4 37.Axf7 Re3!) 36...Rd4! 37.g6 fxg6 38.hxg6 Tf2+ etc.] 36.g6 Re3 [Las negras no lograrán crear contrajuego adecuado, pero tampoco valían: [36...fxg6 37.hxg6 Te8+ 38.Rd2 Te7 39.Af7!, ni 36...d3 37.Rd2, etc.] 37.g7 Tc8 38.Rf1 [38.h6 también era suficiente.] 38...d3 39.Rg2 Rf4 40.h6 [‘‘Y en esta posición sin esperanzas las negras perdieron por tiempo. Esta novedad es quizás la mejor que he descubierto en toda mi carrera ajedrecística’’.] 1-0.



PROBLEMA Nº 91

Solución del Problema Nº 90
Blancas: Re2, c2, c3, e3 (4)
Negras: Rd6, Ab1, b5 (3)
Juegan las Blancas.

Este problema de creación anónima fue el que más impactó en el desaparecido Gran Maestro Británico Tony Miles, según el libro de reciente aparición ‘‘Tony Miles: It’s only Me’’ esta última frase (‘‘It’s only Me’’, es decir ‘‘Solo importo Yo’’) era uno de los nicks de Miles en ICC, y es un anagrama de su nombre.

En la engañosa simplicidad del problema hay una bonita trampa:
Juegan las Blancas. 1.c4! [No 1.Rd2? Aa2, y las negras ganan con facilidad.] 1...b4 [Si 1...bxc4 2.Rd2 Rd5 3.Rc3 las blancas consiguen empatar: 3...Aa2 4.Rb2 Re4 5.Rxa2 Rxe3 6.Ra3!=] 2.Rd1! Rc5 3.Rd2! [Zugzwang.] 3...Rxc4 4.Rc1 Aa2 5.Rd2!! [Evitando la trampa mencionada, la aparente 5.Rb2? pierde a causa de la brillante jugada 5...Ab3!! 6.cxb3+ Rd3 ganando.] 5...Rc5 [5...Ab1 6.Rc1 repite la posición.] 6.c3! b3 7.Rc1. Tras entregar los peones y oscilar entre a1 y b2, se llega a una conocida posición de resistencia, y tablas.

NN 1995.


Escribe: Zenón Franco Ocampos.
Enlance copiado
Content ...
Cargando ...