Lafarja: “Es un sueño no solo mío, de todas las mujeres”

La piloto paraguaya Andrea Lafarja llegó este lunes a nuestro país tras su participación en el Rally Dakar 2022 que se disputó en Arabia Saudita. La paraguaya completó la competencia, la más dificil del mundo, y señaló que esto no es solo un sueño de ella, sino de todas las mujeres.

Andrea Lafarja, minutos después del arribo del vuelo que lo traía después de haber logrado la hazaña en tierras saudíes.
Andrea Lafarja, minutos después del arribo del vuelo que lo traía después de haber logrado la hazaña en tierras saudíes.SILVIO ROJAS

No puedo creer que haya tanta gente, estoy feliz y emocionada de estar en mi país después de tanto tiempo, casi 25 días afuera, esto es un sueño no solo mío, sino de todas las mujeres que tenemos que demostrar que podemos. Ahora ya estoy aquí, hicimos un carrerón con “Pachu” Arrieta, a pesar de los problemas, pudimos cumplir”, fue lo que dijo al llegar a Paraguay.

Habló de la competencia. “Las dunas siempre son difíciles, nosotros no somos prioritarios, corremos en el segundo pelotón, hacemos una carrera completamente distinta, tuvimos problemas mecánicos, fuimos remando, igual terminamos con mucho orgullo, nadie conocía mi nombre, era la paraguaya y estoy feliz”.

Sobre el momento más complicado dijo que fue al inicio cuando tuvo problemas de embrague. “El momento más complicado fue cuando nos quedamos sin embrague, porque sabíamos que remontar ese día con 20 horas de retraso era imposible, ese día me desmoroné, tuvimos la fuerza y empezamos a remontar desde el segundo día. Hicimos una carrera distinta, pero es el Dakar”.

Preparados para los problemas

Me fui a este Dakar con otra cabeza, en el anterior sufrí mucho y nos fuimos preparados para los problemas que se venían, nunca pensamos en desistir, el primer día teníamos 20 horas de penalización y el equipo me dice si estoy segura de seguir y les dije que los paraguayos no abandonamos, vamos a ir con cien horas de retraso, a mí no me importa, les dije, y eso hicimos”, añadió.

Para ellos, cada etapa era una batalla. “Todos los días era una batalla, veníamos mal, terminar una etapa era una batalla ganada, estaba segura que íbamos a terminar, andabamos rápido, pero cuidando el auto. Contábamos a la gente lo que nos pasaba porque al acostarme siempre leía lo que decía la gente. Yo estoy feliz por demostrar que las mujeres también podemos hacer esto”.

El reconocimiento de la gente

Nunca vas a ser reconocida totalmente, porque siempre hay personas que patean para el otro lado, me criticaron por la bandera que puse al revés, y yo amo mi país, mi bandera, no importa como este, lo que importa es amar a tu país y a tu gente, me fui y represente al país sin el apoyo del gobierno”, contestó cuando le consultaron si sentía el reconocimiento de la gente.

Fuimos con todas las ganas de llegar un poco más adelante, contratamos un equipo europeo privado, no se pudo, pero logramos que la gente este atenta a lo que hacíamos”, añadió.

Sobre su copiloto, dijo. “Pachu me apoya emocionalmente, que es muy importante para mí, desde el primer día el Dakar me dio un akapete (golpe en la cabeza), me decía que podía y me llevo muy bien con él. Me encantaría volver el año que viene porque necesito una revancha para demostrar lo que nosotros los paraguayos podemos, vamos a empezar a trabajar para eso”, concluyó.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.