Algodón se impone en el Chaco y se podría llegar a 30.000 hectáreas

El algodón mecanizado se ha fortalecido en el Chaco paraguayo. El ingeniero agrónomo Carlos Passerieu, destaca la expectativa de crecimiento que está en torno a las 30.000 hectáreas para esta campaña (2022/2023), pero también cuáles pueden ser las limitantes.

La falta de cosechadoras es un problema a superar para seguir cultivando el algodón en el Chaco.
La falta de cosechadoras es un problema a superar para seguir cultivando el algodón en el Chaco.Gentileza

Cuando le preguntamos al ingeniero si el algodón le ganó la pulseada a la soja en este momento en el Chaco nos respondió: “Yo no diría que está ganando la pulseada, creo que los tres años de sequía han obligado a buscar alternativas para minimizar los riesgos de los agricultores. Sobre la base de la experiencia, el algodón, que es un cultivo con un sistema radicular que permite buscar humedad en un perfil más profundo, además de tener buena rusticidad, es una opción válida para épocas complicadas. La soja también sigue siendo una alternativa”.

Cosechadoras, una limitante

“Más allá de lo que podría ser el clima árido del Chaco, una de las limitantes principales que tuvo el algodón siempre fue la falta de cosechadoras para su desarrollo, ya que la mayoría siempre estaban al servicio de los colonos menonitas que cierran el círculo de producción, industrialización y comercialización”, explicó el ingeniero, que es el presidente Asociación de Productores Agropecuarios para un Chaco Sustentable (Apacs).

Desmotadoras, “motivadoras”

“Con el proyecto que se inicia con Marco Caballero, director de Los Cabos SA, y la instalación de una desmotadora privada en el Chaco, el mismo se comprometió a contratar cosechadoras para avanzar con el aumento del área de siembra, y así se largó fuera del área de influencia de los colonos menonitas la siembra de algodón en la campaña 2021/2022. Actualmente hay una desmotadora privada camino a Carmelo Peralta de la empresa Ideas del Chaco, y una próxima a instalarse en Villa Choferes, Cruce Neuland, además de la que pertenece a la Cooperativa Chortitzer”, explicó.

Aumento de área de siembra

En el año 2020, el área sembrada de algodón en el Chaco estaba en torno a las 5.000 hectáreas, para esta campaña 2022/2023, ¿a cuánto se podría llegar? “Yo voy a hablar de los datos que me han pasado. Para esta campaña la intención de siembra fuera de las colonias está en torno a las 15.000 hectáreas, tal vez las colonias mantendrían su misma superficie (15.000). Creo que no estaríamos muy equivocados en que se podría llegar a unas 30.000 hectáreas, mas o menos, pero debemos repetirlo, no hay suficientes cosechadoras. Hay que tener como mínimo 20 para recolectar esa superficie”, confirmó.

Época de siembra y asesoramiento

“Lo más recomendado es sembrar desde inicios de diciembre (con humedad adecuada), concentrar todo en ese mes atendiendo al sistema radicular. En cuanto a los que quieran venir a probar hacer algodón en le Chaco, te diría que el primer paso es asesoramiento; nosotros no sabíamos hacer algodón y contratamos gente con experiencia en algodón mecanizado, no está mal reconocer que no sabés y que alguien te enseñe, conseguir quienes te presenten los servicios de siembra, pulverización y cosecha”, confirmo Passerieu.

Todo lo que se produce se vende

“No solo en el mercado interno, también de exportación, hoy por hoy te digo que manufactura Pilar levanto la desmotadora que tenía para traerla al Chaco, la demanda es alta. Nosotros (estancia Palmeiras) vendimos a US$ 2.200 dólares la tonelada de fibra y el costo de producción estaría en torno a los 1.000 a 1.200 dolares; a eso se le suma la venta de la semilla que se usa para aceite o expeler y se vende a G. 1.600 el kilo para consumo animal, ahí tenés un 55 por ciento de rendimiento de semilla. O sea, los números cierran actualmente”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.