Guitarra nacional a nivel mundial

El guitarrista, compositor e investigador paraguayo Javier Acosta Giangreco fue seleccionado para competir en el concurso internacional de guitarra clásica XVII Certamen Miquel Llobet, de Barcelona, que se realizará el próximo 5 de noviembre, esta vez de manera virtual.

Javier Acosta Giangreco fue elegido en certamen internacional.
Javier Acosta Giangreco fue elegido en certamen internacional.gentileza

El músico contó que integra una nómina de veinte guitarristas del mundo, quienes competirán por el primer puesto que será premiado con 5.000 euros, conciertos en Europa y América Latina, y la grabación de un disco en la JSM Guitar Records. También se entregarán premios a otros puestos.

Javier explicó que el concurso tiene tres instancias. En la primera ronda deben ejecutar el Choro Nº 1, de Heitor Villa-Lobos y el Andante de la Sonata Op. 109 de Beethoven, en transcripción de Miquel Llobet. La segunda ronda tendrá un carácter mas moderno con la “Fantasía”, de Robert Gerhard, e “Iznájar”, de Jose Galeote, ambos compositores catalanes. En la final tendrán doce minutos libres para ejecutar tres obras de tres diversos periodos de la historia de la música.

Javier habló con ABC Color y señaló que esta clase de concursos “son espacios de exposición internacional a nivel más alto”. Expresó que si bien “los concursos no son trascendentales en la carrera de un artista” él sí cree que “si uno quiere ser concertista debe pasar por estas experiencias para darse a conocer”. Afirmó que estos certámenes también “ayudan mucho a levantar el nivel”.

“Si no existen desafíos grandes uno tiende a quedarse en la zona de confort, muy cómodo en tu casa. Eso no siempre es muy bueno sobre todo si se es muy joven y quiere avanzar en esta profesión”, confirmó.

PUBLICIDAD

Sobre la forma en que estos eventos influyen en la formación de un artista, planteó que “cuando uno se enfrenta a un desafío tan grande es primordial enfocarse”. Aseguró que “nada es tan importante como ese concurso que está en puerta”, por lo que eso “te hace estudiar más y mejor, por ende tus capacidades como intérprete se disparan”.

Por otro lado subrayó la experiencia en sí. “No es nada fácil, hay que tener nervios de acero y mucha templanza. Eso también uno lo desarrolla con estas exposiciones. Cuanto más alto apuntes mayor sera la exigencia. El mayor aprendizaje para mí es creer en mí mismo”, concluyó.

Este es el segundo concurso internacional en el cual participará el paraguayo, ya que el año pasado fue finalista del Certamen Emili Pujol, en Cataluña.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD