Las Ligas Agrarias, una alternativa destrozada

Las Ligas Agrarias es el tema del octavo libro de la colección “60 años de Stronismo”, que hoy llega a lectores de ABC.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Y4PZXAFSZZDS3FT3CKTML34OLA.jpg

Telesca realizó una investigación acerca de ese modelo de vida alternativo que constituyeron las Ligas Agrarias entre los años sesenta y setenta.

Telesca es el subdirector de esta colección, que es editada conjuntamente por ABC Color y la editorial El Lector.

En esta entrevista, Telesca –egresado de Oxford y de la Universidad Torcuato di Tella, de Buenos Aires– habla de la represión a las Ligas y su influencia actual.

PUBLICIDAD

–¿La represión a las Ligas Agrarias vino con la pascua dolorosa del 76?

–Antes ya había habido hechos de represión, quizá de “baja intensidad” o muy puntuales, pero incluso el año anterior se había hecho el desmantelamiento de la colonia Jejuí. Pero en 1976, cuando se descubre el accionar de la OPM y que miembros de las Ligas colaboraban con ellos, las fuerzas represivas aprovecharon para destrozar las Ligas y encarcelar, torturar, matar, desaparecer a muchos de sus miembros. Fue uno de los actos más salvajes de la dictadura stronista.

–¿Y el espíritu de las Ligas perdura hoy?

–Creo que todos los movimientos campesinos son herederos de las luchas e ideales de las Ligas Agrarias, muchos son exliguistas o hijos e hijas de liguistas.

–¿Y por qué creés que es importante rescatar esta experiencia?

–Porque siento que es vital ser conscientes de que durante la dictadura de Stroessner sí había otros proyectos de sociedad gestándose. Obreros, estudiantes, campesinos tenían y luchaban por una sociedad diferente a la que el stronismo impuso.

No es un rescatar la lucha campesina de las Ligas como un mero hacer memoria, sino para asumir que otra sociedad es posible, que no podemos quedarnos sentados leyendo en los diarios que el 40% de la población vive en la pobreza mientras el PBI crece un 14%. Que a dos años de la masacre de Marina Kue todavía la justicia siga sosteniendo que los culpables son los campesinos, replicando sistemas de justicia stronista, no nos debe dejar indiferentes. Hace más de 50 años las Ligas Agrarias también soñaban con un Paraguay en donde no haya campesinos sin tierra donde vivir.

–Y ese es el sentido de esta colección.

–Tal cual. Si necesitamos conocer el stronismo, no es por un mero interés de anticuario sino porque tenemos que comprender cómo se fue gestando esta sociedad injusta, que no cambió tras febrero de 1989.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD