Un texto que huele ya a rancio

En el mismo programa se explica que “La parábola del sitio más perfecto” fue escrita en 1983 por el prestigioso artista plástico Carlos Colombino, quien además, con el seudónimo de Esteban Cabañas, se destaca como poeta y dramaturgo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZOTF5AJNPFELPBPOZHS7GYWKR4.jpg

Todo ello es una incontrastable verdad y para el montaje de la obra se debió esperar nada menos que tres décadas, con un elenco en el que figuran nombres conocidos, otros que regresaron, con algunos que se van haciendo espacio en los escenarios: Amada Gómez, Regina Bachero, Ana Mello, Selva Fox, Katia García, Ruth Ferreira, Mercedes Rivas y Angélica Aguilar, bajo la dirección de Teresa González Meyer, de mucha experiencia en obras colectivas y de tipo callejero, como también de un asesor de primera como es el gran actor Silvio Rodas.

A este formidable equipo se suma un señor de antaño de las luces, Ñeco Rabito, el diseño, elaboración de escenografía, vestuarios y utilerías a cargo de Héctor Micó, los operadores técnicos de la Manzana de la Rivera (Ayolas 129), donde se presenta la obra, desde las 21:00 hoy y del jueves al sábado de la semana entrante.

De nuevo es menester recurrir al mismo texto brindado por el productor Dani González, quien cita a Josefina Plá sobre el texto de Colombino/Cabañas: “Onirismo, simbolismo, absurdo. De todos estos elementos o ámbitos posee la pieza algo. Pero queda fuera de todos”.

PUBLICIDAD

Lo que se puede apreciar en más de hora y cuarto es un texto dicho con demasiada letanía, queja, lamento, que además tiene el aroma de lo rancio. El paso del tiempo todo lo decanta. Esta no es la excepción.

detone@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD