De todo un poco se calienta en la Olla

El agua no para de hervir en la Olla y se hace muy difícil recuperar el buen ambiente. En medio de la necesidad de preparar el equipo que enfrentará pasado mañana a Luqueño, en el Defensores, el entrenador Víctor Bernay, debe lidiar con otras incómodas situaciones además de la poca fortuna en la recuperación de los lesionados, principalmente de los defensores.

Marcos Cáceres (lesionado) al frente de Jorge Benítez y Josué Colmán, durante la tarea.
Marcos Cáceres (lesionado) al frente de Jorge Benítez y Josué Colmán, durante la tarea.Archivo, ABC Color

De un vestuario caldeado se habló anteanoche, ya se escuchan fuertes reclamos en cuanto a la labor de los fisioterapeutas y esa disconformidad incluso se menciona en el plantel.

Un informe médico oficial de ayer aduce que Marcos Cáceres “se realizó un estudio ecográfico de control que arrojó como resultado una buena evolución. La rotura fibrilar que tuvo se encuentra cerrada. Está en proceso de readaptación física y tareas específicas”. Sin embargo, se sabe que la recuperación del defensor se extenderá por un par de semanas más y lo que retrasará su retorno a las canchas.

En el reporte médico también se aclara que Sergio Díaz está en reacondicionamiento físico; Óscar Ruiz: en fisioterapia y tareas diferenciadas, mientras Federico Carrizo está reiniciando la actividad normal; Daniel Rivas, Alexis Rojas y Fernando Amorebieta, los tres en fisioterapia y Santiago Arzamendia, en reacondicionamiento físico.

PUBLICIDAD

El técnico Bernay atenderá hoy a la prensa, a las 13:00, posterior a la práctica marcada para las 8:30 en la Ollita y a puertas cerradas.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD