Fútbol de Ascenso en tiempos de coronavirus

Sportivo Iteño y Olimpia de Itá son los dos equipos de la Ciudad del Cántaro y la Miel que participan de los torneos de Ascenso de la Asociación Paraguaya de Fútbol. El tricolor lo hace en la División Intermedia, mientras que el Franjeado se ganó el derecho de volver a la Primera División “B”. Cómo los toma la pausa por la pandemia del covid-19, y accedimos a las respuesta de los presidentes de estos clubes y que justamente ambos cumplen sus primeros meses de mando. Ariel Arrúa, sobrino de Saturnino Arrúa, es el actual titular de Iteño, y Julio César Ovelar tomó las riendas del Olimpia tras la salida de Antolín Casco y un gerenciamiento que, el mismo nos indica, es mejor olvidar.

El campo de juego y un sector de las graderías del estadio del club Sportivo Iteño, uno de los referentes del Ciudad del cántaro y la miel que espera la decisión sobre el desarrollo o no del campeonato de la División Intermedia de este año. Ariel Arrúa es el nuevo presidente.
El campo de juego y un sector de las graderías del estadio del club Sportivo Iteño, uno de los referentes del Ciudad del cántaro y la miel que espera la decisión sobre el desarrollo o no del campeonato de la División Intermedia de este año. Ariel Arrúa es el nuevo presidente.Archivo, ABC Color

“No vendría mal parar este año y ahorrar”

Julio César Ovelar es el nuevo presidente del Olimpia de Itá desde finales de 2019. Asumió con gente joven buscando dar otro rumbo a la institución franjeada de la ciudad. Existen cuentas que pagar y como el club no tiene contrato con los jugadores no vería mal que el torneo de este año no se juegue, aunque aclaró que si se juega el equipo está bien armado para pelear por un lugar en la Intermedia.

“La situación no es buena como en todo el mundo. Nosotros tuvimos que parar la pretemporada después de dos semanas de haberla iniciado. Nos deja descolocados en muchos sentidos, teníamos varios proyectos con la nueva comisión directiva. Estamos reencauzando y comenzando de nuevo”, fue lo primero que señaló el nuevo titular.

En cuanto a los ingresos, Olimpia de Itá tiene alquilado gran parte de la sede social a un supermercado y con eso cubre parte del presupuesto, recibe lo de la APF que no es mucho y no tiene contratos con los jugadores. “Tenemos por suerte un ingreso con el alquiler del predio por parte de un supermercado. Con eso salvamos algunas cosas. Estamos al día con los jugadores porque abonamos de acuerdo a la cantidad de días que trabajaron. En nuestra categoría no existen contratos de por medio. Trajimos futbolistas que aún no están inscriptos en el club, no sabemos cuándo vamos a continuar ni si habrá más fútbol este año. Incluso ya pensamos licenciar a los jugadores”.

Ovelar dijo que escuchó las declaraciones del doctor Gerardo Brunstein en el Cardinal Deportivo sobre la posibilidad de que las categorías profesionales no se jueguen este 2020. “Escuché lo del doctor Brunstein. Nosotros hablamos siempre entre presidentes, se analizó el tema de pagar o no a jugadores, no se está trabajando. A algunos les daremos víveres, hablamos de opciones. Hay qué ver si nos reunimos y ver qué hacer. Si la APF nos dice que no juguemos este año no estaría mal”, comentó.

Profundizó el tema en lo económico y también sobre lo que reciben. “La APF no transfiere mucho a los clubes de la Primera C. Sería algo así como 120 millones al año y tenemos el ingreso del supermercado. No nos vendría mal no jugar más ahora que estamos pasando por un problema económico que viene de años atrás. Nos vendría bien ahorrar para el año que viene. Siento mucho por los jugadores que se dedican exclusivamente al fútbol pero no es culpa nuestra lo que está sucediendo. Si hay que seguir lo haremos y si no, no nos afecta mucho”, aclaró.

Cuando asumió, Ovelar se encontró con una elevada deuda con la Subsecretaria de Estado de Tributación (SET). “La comisión directiva anterior estuvo mucho tiempo y además hubo un gerenciamiento que es mejor olvidar. Nuestra idea es ayudarnos y manejar, que no funcione como un club pequeño y que manejemos a través de fondos fijos. Buscar otros ingresos. Hacer una sede social más grande, queremos ser autosustentable”.

@ChristianMareco