Árbitro ensucia un buen partido

General Díaz y Nacional igualaron 1 a 1 en un cotejo manchado por la pésima actuación del árbitro Víctor Robles, que en la última jugada del partido convalidó un gol a General, y tras las protestas de nacionalófilos lo anuló.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/IGAAJ6426ZHHTHGHWUKRPGY4NU.jpg

Cuando el árbitro es protagonista la pelota queda manchada, eso pasó con Víctor Robles, que no supo resolver una última jugada cuando el partido estaba 1 a 1, y en la que él solo se embarró. Édgar Villasboa lanza un córner que es cabeceado por Nelson Ruiz, el balón pega en el brazo de Miguel Jacquet (debió ser penal) y Ruiz al caer remata y anota, pero en el mismo momento el árbitro hace sonar el silbato marcando el centro del campo. Los jugadores “aviadores” le consultan qué cobró y el mismo convalidó el gol y finalizó el partido.

Sin embargo, luego fue rodeado por jugadores de Nacional que protestaron y lograron que reviera su decisión. Tras varios minutos de incertidumbre y espera, finalmente se cerró una pésima jornada arbitral con el 1-1.

El partido fue de ida y vuelta, Brian Montenegro anotó para Nacional en el primer tiempo, y Nelson Ruiz igualó para General. En tanto que el árbitro, se encargó de ensuciar un buen partido.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD