Capablanca vs. Fedor, 1913

Una de las características del juego de Magnus Carlsen, aspirante al título mundial, es que comete menos errores que sus rivales, él mismo lo destacó en una de las conferencias de prensa del torneo de Candidatos de Londres.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/B26API46HRGGBHUAUGUEMX5NVA.jpg

Cargando...

Es curioso recordar que en una reciente comparación entre los grandes del pasado, analizando su juego con los mejores programas actuales, sea precisamente Capablanca el que, según las computadoras, cometa menos errores.

En My Chess Careeer, Capablanca evaluó su juego desplegado en San Sebastián 1911, no olvidemos que el libro tenía, en parte, un afán propagandístico, quería influenciar en la opinión pública para que Lasker acepte el desafío de Capablanca por el título.

Capablanca creía que podía evaluar las posiciones tan bien como los mejores, no estaba en inferioridad en las complicaciones y que su manejo del final ya era de altísimo nivel, “algunos creen que los juego mejor que el propio Lasker, que hasta entonces no tenía rival”; estos toques arrogantes son propios de la idea propagandística citada.

Capablanca sí admite que debía mejorar mucho en las aperturas y en ciertas posiciones de medio juego. “También debo adquirir el autocontrol y serenidad que solo se consiguen con una larga serie de continuas victorias”, dijo.

Capablanca viajó el 7 de mayo de 1911 a Argentina, para cumplir con un contrato de dos meses firmado con el Club Argentino de Ajedrez de Buenos Aires, en lo que él llama “El período de transición”, que cubre desde mayo de 1911 a septiembre de 1913.

En Buenos aires jugó contra los mejores ajedrecistas del país, solos o en consulta, y solo concedió un empate.

En la revista El ajedrez argentino se afirma que Capablanca fue quien popularizó el “blitz” en la capital bonaerense, que tenía poco arraigo antes de su llegada.

La entrega de los ajedrecistas argentinos al cubano fue total, el 29 de junio, en el discurso de despedida de Capablanca, el Presidente de la Federación Argentina, Dr. Carlos Inhof, dijo: “…Conoce a la maravilla su arte, por modo tan natural y sencillo que al verlo realizar sus profundas combinaciones no se piensa en lo que se debe en estas cosas al estudio paciente y sostenido. Lo que sabe, y lo sabe todo, parece que lo hubiera aprendido fácil y alegremente como los pájaros componen sus cánticos; y así lleva, sin fatiga, su riquísimo caudal de conocimientos”.

Tras visitar más ciudades argentinas, y luego Montevideo, para dar exhibiciones, Capablanca viaja a Europa, ya con la idea de desafiar a Lasker por el título mundial, pensaba encontrarse con él en Berlín, pero Lasker había partido hacia Nueva York, Capablanca pensó en seguir sus pasos, pero tuvo invitaciones de Praga, Budapest y Viena, y decidió quedarse.

Desde Viena, el 21 de octubre de 1911, le escribió un escueto mensaje desafiando al campeón del mundo, pidiéndole que cite sus condiciones.

El desafío no fue una sorpresa para Lasker, ya a principios de 1911 había recibido una propuesta de un match realizada por León Paredes, presidente del Club de Ajedrez de La Habana, que Lasker rechazó.
El resultado del desafío fue desastroso, Lasker exigió condiciones injustas, la más llamativa es que si el match terminara 1 a 0, 2 a 1, o 3 a 2 en favor de Capablanca luego de 30 partidas, el match habría sido declarado nulo y Lasker conservaría su título.

Capablanca rechazó gran parte de los puntos, a algunos los llamó “injustos”, como eran, pero la carta era en inglés, usó la palabra “unfair”, que significa eso, pero en una de sus acepciones es deshonesto.
Lasker se aferró a ello para cerrar toda negociación, a pesar de algunos intentos de mediación, y a pesar de que gran parte de los maestros, como Tarrasch, Burn, la revista British Chess Magazine de febrero de 1912, estuvieran de lado de Capablanca.

Siguió una agria discusión a través de la prensa, y “Entre los dos hombres se alzó una barrera infranqueable”, como lo describió Miguel A. Sánchez en “Capablanca, leyenda y realidad”.

Capablanca comentó que en vista del rechazo de Lasker a defender el título, este ya no le pertenecía, palabras que encontraron un llamativo eco y con un entusiasmo irreal se habló de un torneo para determinar al nuevo campeón del mundo, que se jugaría en Nueva York, pero no prosperó.

También hubo voces que criticaron esa reyerta pública, inusual en un juego considerado de caballeros.

Dejando de lado la discusión, el propio Capablanca escribió años después que desde el punto de vista deportivo Lasker cometió un grave error, en ese momento, 1911, hubiera ganado el match.

En Cuba se vivió una euforia ajedrecística nunca vista, se crearon varios clubes de ajedrez y se fomentó la práctica del juego ciencia en todas las instituciones, el nombre de Capablanca fue desde entonces parte del patrimonio nacional de Cuba, y los homenajes y simultáneas se sucedían por toda la isla.

Entre 1912 y 1913 jugó, con éxito, varios torneos menores en Cuba y EE.UU., además de dar exhibiciones.

Capablanca inició su segunda gira europea el 13 de octubre de 1913 en el London Chess Club, en lo que Capablanca inicia según lo describió en My Chess Career, “el período de pleno desarrollo”.

Capablanca fue nombrado Agregado Cultural de la Embajada de Cuba en San Petersburgo, a donde llegó en noviembre de 1913, jugó simultáneas y partidas de exhibición en Londres, París y Berlín, con gran éxito, en San Petersburgo jugó dos partidas con Alekhine, Znosko Borovsky y Dus-Chotimirsky, hizo 5 sobre 6.

Todo ello sirvió como preparación para el magno torneo que se disputaría en San Petersburgo a partir del 21 de abril de 1914, donde jugaría por primera vez con Lasker.

Veamos una de las victorias cristalinas de nuestro homenajeado en esa época.

José Raúl Capablanca – Fedor Dus-Chotimirsky
Apertura Española [C90], San Petersburgo (2), 21.12.1913
1.e4 e5 2.Cf3 Cc6 3.Ab5 a6 4.Aa4 Cf6 5.0–0 Ae7 6.Te1 b5 7.Ab3 d6 8.c3 Ca5 [Kasparov, en “Mis Geniales Predecesores” explica que este orden de jugadas se debe a que en ese entonces a 8...0–0 se temía 9.d4.] 9.Ac2 c5 10.d4 Dc7 11.Cbd2 Cc6 12.Cf1 [Capablanca imita el juego de Lasker, aunque en My Chess Career escribió que para otra ocasión hubiera preferido 12.d5.] 12...cxd4 13.cxd4 Ag4 [Dus-Chotimirsky Busca la iniciativa, “acorde con su estilo de juego“, comentó Capablanca, más seguro era 13...cxd4.] 14.d5 Cd4 15.Ad3 0–0 [Kasparov considera que la continuación más lógica con el plan trazado era 15...Ch5! 16.Ae3 Cxf3+ 17.gxf3 Ad7 18.Cg3 Cf4, etc.] 16.Ae3 Tac8?! [“Debió jugar la otra torre a c8“, comentó Capablanca, y Kasparov está de acuerdo.] 17.Axd4 exd4 18.a4! Db6 19.axb5 axb5 [Capablanca señala que de haber jugado 16...Tfc8 las negras tendrían ahora sus dos torres en líneas abiertas, y el plan de las blancas que sigue no habría sido tan efectivo, y quizás ni siquiera posible; añade luego el ilustrativo comentario: “La posición debe ser estudiada con cuidado. Es evidente que las negras quieren jugar ...Cd7 seguido de ...Ce5, o ...Ca5–c4, forzando el avance del peón b en algunos casos, y luego gracias a la acción combinada del alfil de f6, el peón de d4 y el caballo en c3, la posición blanca estaría tan constreñida que no podría sostenerse”, contra ello Capablanca planea presionar los peones de d4 y b5.] 20.h3! Axf3 [Sería inconsecuente 20...Ad7, a lo que seguiría 21.Cg3, y si 21...Tc7 22.Ce2, etc.] 21.Dxf3 Cd7 22.Tec1! Cc5 [“Las blancas no solo permitieron la maniobra sino que ahora inducen al caballo a ir a a4” (Capablanca).] 23.b4! Ca4? [Capablanca indica que la opinión general de los espectadores, incluyendo a “dos de los mejores jugadores del mundo”, era que las blancas habían permitido a las negras lograr una posición ganadora, y explica que la razón estaba en que ninguno había previsto la 25ª jugada blanca. En caso de 23...Cxd3 24.Dxd3 Tc3? (Kasparov comparte la opinión de Capablanca de que era preferible entregar un peón con 24...Af6 25.Txc8 Txc8 26.Ta5 Dc7 27.Txb5 g6, con un juego incierto.) 25.Txc3 dxc3 26.Ce3 Af6 27.Cc2, seguido de Ta5, las blancas tienen ventaja.] 24.Txc8 Txc8 25.e5! [“El preludio de una serie de golpes espectaculares” (Kasparov), se amenaza 26.Df5.] 25...g6 26.e6 Tf8 27.Cg3! Db7 [Si 27...fxe6 sigue 28.Dg4, “amenazando tanto 29.Axg6 como 29.Dxe6+. El caballo blanco irrumpe con tremenda fuerza en estas variantes” (Capablanca).] 28.Cf5! [“Muy bonito” (Kasparov).] 28...fxe6 [Aún tras la mejor 28...Rh8 las blancas hubieran ganado con 29.De4 fxe6 30.Cxe7 Dxe7 31.dxe6 etc., como indican Capablanca y Kasparov.] 29.dxe6 Dc7

30.Dc6! [“El objeto de esta jugada es controlar la casilla e8 tanto con la dama como con el alfil, para que, cuando las damas se cambien en d7, el alfil permanezca allí para proteger el avance del peón pasado”, comentó Capablanca; es digno de señalar que él solo le añadió un signo de admiración a su espectacular jugada, mientras que Kasparov le otorga dos.] 30...Dd8 31.Cxe7+ Dxe7 32.Axb5 Cc3 33.Dd7! Dxd7 34.Axd7 Tb8 [No es mejor 34...Cd5 35.Td1 Tf4 (o 35...Cc3 36.Td3) 36.g3 Te4 37.Ac6 Te5 38.Txd4 Ce7 39.Txd6, ganando.] 35.e7 Rf7 36.Te1 Te8 [Kasparov indica una última variante, en caso de 36...d3 hubiera seguido 37.e8=D+ Txe8 38.Axe8+ Rf6 39.Te3 d2 40.Aa4 Cxa4 41.Td3, etc.] 37.Axe8+ Rxe8 38.Te6 d5 39.Rf1 Cb5 40.Re2 Cc7 41.Te5 Ca6 42.b5 Cb4 43.b6 d3+ 44.Rd2 Rd7 45.e8=D+ Rd6 46.De7+ Rc6 47.Dxb4
1–0

PROBLEMA Nº 445

Solución del problema Nº 444
Blancas: Re5, Ad1, Cb4, c4 (4)
Negras: Rd2, Ca1, c5 (3)
Juegan las blancas y ganan
Hoy cumple 61 años el compositor israelí Yochanan Afek (Tel Aviv, 16 de abril de 1952), a los 15 años ya publicó su primer libro de problemas (mate en dos jugadas), y ya desde entonces se convirtió en ajedrecista profesional, pero no como jugador, sino como profesor, entrenador, periodista, editor de libros, organizador, etc.
Ha escrito cientos de artículos, columnas y es coautor de cinco libros.
En 1989 recibió una condecoración del Ministerio de Cultura y Educación de Israel por su contribución a la educación en Tel Aviv.
Es el único ajedrecista que posee cinco títulos de la FIDE: Maestro Internacional y Árbitro Internacional, tanto en ajedrez como en composición de ajedrez, y es Fide Master en solución de problemas.
A los 47 años se mudó de Tel Aviv a París y poco después a Ámsterdam en según sus palabras, “¡probablemente mi mejor jugada!”.
Kavalek comentó sobre esta composición: “La primera composición de Afek que vi me impresionó mucho. Con muy poco material en el tablero, Afek crea un fascinante estudio con sorprendentes saltos de caballo.”
1.Cc2! [No gana 1.Aa4? cxb4 2.c5 b3 3.Axb3 Cxb3 4.c6 Ca5 5.c7 Cc6+ 6.Rd6 Ca7 y tablas.] 1...Cb3 [1...Cxc2 2.Axc2 Rxc2 3.Rd5 pierde con facilidad.] 2.Ca1!! [¡Qué jugada elegante! En cambio la más natural 2.Ce3? no gana por 2...Ca5! 3.Re4 Cxc4!, etc.] 2...Cxa1 [A 2...Ca5? gana 3.Cb3+.] 3.Aa4 Rc3 4.Rd5 Rb4 5.Ad1! [¡Zugzwang!] 5...Ra5 6.Rxc5 ganando.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...