Kasparov vs. Karpov,1987 (y 2)

Tras la penúltima partida del match de Sevilla 1987, Karpov ganaba 12 a 11, y con un empate recuperaría el título perdido en 1985, como lo recordamos en la nota anterior.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/VOSVLCX2LVBQPPMELNRYO4VUXQ.jpg

Cargando...

“Era obvio que el título estaba casi perdido”, dijo Kasparov, y recordó el estado de desolación en que quedó sumido. “El tormento de esa noche debería haber bastado para un match completo. Tenía la sensación de estar mirando el abismo”.

“El día después del desastre”, como lo definió, tenía las blancas y la obligación de ganar; era la misma situación, pero con papeles cambiados, del segundo match de 1985. Allí era el retador Kasparov el que ganaba 12 a 11, y Karpov también tenía blancas en la última partida, ganando retenía el título.

Aquella vez Karpov se lanzó al ataque y logró una posición promisoria, pero no continuó con lo más fuerte y terminó perdiendo.

“Decir que la presión era extrema es decir poco”, comentó Kasparov en una entrevista televisiva años después, debía decidir cómo encarar la partida, lo típico de su estilo hubiera sido crear una altísima tensión desde el principio, pero decidió hacer lo opuesto, no lo que más le gustaba a él, sino lo que más incomodara a su rival. “¿Y qué sería más desagradable para Karpov que yo jugase en su propio estilo?”, dijo.

Así fue; Kasparov comenzó con una tranquila Apertura Inglesa y un doble fianchetto, confiando en que la tensión prolongada fuera incómoda para Karpov.

Kasparov presionó con persistencia y Karpov cayó en apuro de tiempo, tras la jugada 26 se quedó con 10 minutos para llegar al control de la jugada 40, su posición era sostenible, pero necesitaba reflexionar más, cometió un error en la jugada 31, ya con solo tres minutos para 10 jugadas; Kasparov tenía 12.

Kasparov comentó que se olvidó de anotar luego de un cambio de piezas y el árbitro le recordó que debía hacerlo; tras anotar, cumpliendo con lo reglamentario, Kasparov también jugó mal. Una crítica que se hace al libro “Kasparov on Kasparov. Part II” es que repite partidas de sus libros anteriores, especialmente las de los matches con Karpov. No comparto esa crítica; lo que sí me parece una equivocación es dejar intactos los comentarios.

Hubiera sido interesante que diera una visión actualizada de lo sucedido; tal vez no hubiera repetido los argumentos de hace unos años, tras la jugada 32 negra Kasparov escribió: “El árbitro Gijssen de repente me tocó el hombro. Inclinándose sobre mí, dijo: ‘Sr. Kasparov, debe anotar las jugadas’. Y de hecho, llevado por el juego, olvidé anotar las jugadas [32] Txc8+ y ...Cxc8 en mi planilla. Por supuesto, el árbitro está obligado a recordarme la necesidad de cumplir las reglas, ¡pero qué momento para que eso ocurriera! ...Al seguir, discutiblemente, la estricta literalidad de la ley Gijssen casi cambió el curso de la historia del ajedrez”.

¿La estricta legalidad? Me atrevo a afirmar que al día de hoy Kasparov no hubiera escrito eso; él debía cumplir con el reglamento, sin matices; además, omite que al no escribir las jugadas perjudica a su rival, que tiene menos tiempo para pensar; pero es secundario.

Kasparov se comporta de modo diferente últimamente; supongo que no es solo por estar en campaña. Es más agradable, menos egocéntrico, veo cierto paralelismo entre gente tan dispar como Cristiano Ronaldo y Kasparov: también Cristiano es ahora más humilde y de mejores maneras que cuando llegó a España, y a la vez es mucho mejor jugador.

El árbitro Geurt Gijssen dio una versión algo diferente a la de Kasparov. Comentó a New in Chess que Kasparov estaba poniendo barras en lugar de anotar correctamente. Gijssen dice que el match fue muy fácil de llevar, que las relaciones entre ambos eran buenas, y resta importancia a las muecas que Kasparov hizo en la 11ª partida cuando Karpov “se colgó” una calidad. “Creo que simplemente no podía controlar muy bien sus emociones”.

El único momento tenso ocurrió en la 15ª partida, se suspendió en posición de tablas, y al día siguiente un miembro de la delegación de Karpov llamó para ofrecer tablas a través del árbitro. Gijssen llamó a Kasparov para trasladar la oferta, pero no pudo encontrarlo; al parecer Karpov se ofendió la segunda vez que no obtuvo respuesta y quiso retirar su oferta, lo que no es reglamentario. Al final, ambos se presentaron a la reanudación. El resultado ya era firme y no hubo problemas.

En el apuro de tiempo de la última partida, en la jugada 33, Karpov pudo empatar. “Por un instante Karpov estaba a un paso de recuperar el título de campeón”, escribió Kasparov, pero Karpov se equivocó, la partida se suspendió con un peón de ventaja para Kasparov, sin un veredicto claro. Él creía que sus chances de ganar o empatar estaban al 50%; luego se supo que Karpov era más pesimista, consideraba que sus posibilidades de entablar eran de solo un 30% y las de una derrota un 70%. Kasparov cree que Karpov fue psicológicamente derrotado a continuar la partida.

En la reanudación… “La ovación que me saludó cuando subí al escenario me convenció de que mis fans eran una mayoría”, comentó Kasparov.

Karpov tomó una decisión que sorprendió a Kasparov, 42…h5? fijando la estructura, Kasparov considera que facilitó su tarea, tras mejorar paso a paso su posición logró la victoria en la jugada 64, y el público estalló en aplausos.

“Esa fue sin duda la más fuerte y prolongada ovación (cerca de 20 minutos) que recibí fuera de mi propio país. El teatro se conmovió, la TV española interrumpió la retransmisión de un partido de fútbol para transmitir la conclusión de nuestro duelo ... Ahora podría tener tres años tranquilos en la cúspide del ajedrez”.

Estos son los últimos cuatro minutos de esa tremenda batalla: http://www.youtube.com/watch?v=sW6lRpAcN-w

Veamos esa épica partida final basada en comentarios extractados de Kasparov.

Gary Kasparov – Anatoly Karpov
Apertura Reti [A14], Campeonato del Mundo Sevilla (24), 18.12.1987
1.c4 e6 2.Cf3 Cf6 3.g3 d5 4.b3 Ae7 5.Ag2 0–0 6.0–0 b6 7.Ab2 Ab7 8.e3 Cbd7 9.Cc3 Ce4! [Para cambiar un par de caballos y luego también los alfiles con ...Af6.] 10.Ce2 a5?! [“Una jugada atípica en Karpov, creando una debilidad potencial en b6, la que podría (¡y será!) ser perceptible. en el futuro.” Se sugirió 10...Af6 11.d4 c5 (Makarychev), y 10...c5 11.d3 Af6 12.Dc2 Axb2 13.Dxb2 Df6 (Taimanov).] 11.d3 Af6 12.Dc2 Axb2 13.Dxb2 Cd6 14.cxd5 Axd5 15.d4 c5 16.Tfd1 Tc8 [“Las negras aceptan el cambio de su alfil de casillas blancas por un caballo.” 16...Df6? 17.Ce5 Tfd8 18.Axd5 exd5 19.Cf4 era malo. “Los pequeños problemas empiezan a acumularse. Las dudas que atormentaban a Karpov en casi cada jugada le costaban tiempo y malestar. En realidad la chance blanca era más bien psicológica.”] 17.Cf4 Axf3 [Forzado, no 17...Ae4? 18.dxc5 Cxc5 19.De5 Ccb7 20.Ch5 ganando, “mientras que tras 17...c4?! 18.Cxd5 exd5 19.Ce5 las blancas están mejor.”] 18.Axf3 De7 19.Tac1 Tfd8 20.dxc5 Cxc5 21.b4 axb4 22.Dxb4 Da7 23.a3 Cf5 24.Tb1 Txd1+ 25.Txd1 Dc7 26.Cd3! [Un cambio de plan sorpresivo, las blancas planean cambiar en c5 y crear un peón libre en la columna a, peligroso por la influencia del alfil”... en el subsiguiente apuro de tiempo Karpov comenzó a sobrestimar los peligros que le amenazaban y se puso nervioso.”] 26...h6?! [Kasparov indicó que era mejor el otro aire 26...g6!? pues no podría explotar la debilidad de f6, y la posición estaría equilibrada.] 27.Tc1 Ce7 28.Db5 Cf5 29.a4 Cd6 30.Db1 [Amenaza a5.] 30...Da7 [30...Dd8 31.Cxc5 bxc5 (31...Txc5? 32.Txc5 bxc5 33.a5! gana.) 32.Td1 llevaría a la posición citada anteriormente, con el peón a libre.] 31.Ce5! [Jugada de tremenda fuerza práctica, amenaza 32.Cc6.] 31...Cxa4? [El apuro de tiempo propicia errores de los grandes campeones. Los análisis mostraron que 31...Dxa4 32.Dxb6 Da3! hubiera salvado a las negras, 33.Td1 Cce4! También era aceptable 31...Cf5 (Taimanov).] 32.Txc8+ Cxc8 [Aquí fue donde el árbitro le recordó a Kasparov que debía anotar las jugadas.] 33.Dd1?? [Deja escapar la victoria. “No logré calcular las consecuencias de la obvia 33.Db5!, que como se descubrió, hubiera ganado forzadamente.” Veamos un ejemplo: 33...Cd6 34.Dc6 Cf5 35.De8+ Rh7 36.Cd7 Cc5 37.Cf8+ Rg8 38.Cg6+ Rh7 39.Ah5! “¡Un mate final espectacular.”]

[Esta posición pudo cambiar el curso de la historia del ajedrez.] 33...Ce7?? [Karpov omitió 33...Cc5! 34.Dd8+ Rh7 que defiende de 35.Dxc8 por 35...Da1+ y ...Dxe5, por ej.: 35.Ad1 Ce7 36.Cxf7 Cg6! (Makarychev).] 34.Dd8+?! [34.Ah5!] 34...Rh7 35.Cxf7 Cg6 36.De8! [36.Cd6? era débil por 36...De7 37.Db8 Df8!, “transponiendo a un final tablas.”] 36...De7! 37.Dxa4 Dxf7 38.Ae4 Rg8 39.Db5! Cf8 40.Dxb6 Df6 41.Db5 De7 42.Rg2 [Esta fue la jugada sellada, Kasparov recalcó la importancia de no apresurarse en jugar h4.] 42...g6 [Entre varias opciones Karpov decidió construir una especie de fortaleza con sus peones en blanco.] 43.Da5 Dg7 44.Dc5 Df7 45.h4 h5? [Kasparov indica que tras 45...Df6 46.Da7 (46.h5 g5) 46...g5 47.hxg5 hxg5 48.f3 Cg6 “era posible poner una resistencia tenaz.” Taimanov indicó que la estructura negra es débil y que las blancas tienen una posición técnicamente ganada.] 46.Dc6 De7 47.Ad3 Df7 48.Dd6 Rg7 49.e4! Rg8 50.Ac4 Rg7 51.De5+ Rg8 52.Dd6 Rg7 53.Ab5 [Antes de jugar e5 el alfil va a c6 para dominar la gran diagonal.] 53...Rg8 54.Ac6 Da7 55.Db4! Dc7 56.Db7! [“Aquí sentí que la victoria no estaba lejos.”] 56...Dd8 [Tras 56...Dxb7 57.Axb7 e5 58.f4 las blancas progresan con su rey y, “la derrota negra es causada por las debilidades de los peones de g6 y h5.”] 57.e5! [“Ahora ya no habrá un final de caballo contra alfil; las blancas controlan la situación por completo y las negras están prácticamente en Zugzwang.”] 57...Da5 58.Ae8! Dc5 59.Df7+ Rh8 60.Aa4 [“Ahora la cosa se decide con la maniobra del alfil a e4, tras lo cual los peones del ala rey caen.”] 60...Dd5+ 61.Rh2 Dc5 62.Ab3 Dc8 63.Ad1 Dc5 64.Rg2 Karpov pensó por 8 minutos, no vio un último recurso de ahogado (insuficiente), y abandonó. “Quedaron 13 piezas en el tablero - ¡el último factor decisivo!”.

PROBLEMA Nº 491

Solución del Problema Nº 490
Blancas: Rb1, Dd2, Td1, Th1, Ad4, Af1, Cc3, a3, b2, c2, e4, f2, g3, h2 (14)
Negras: Rg8, Da6, Tb8, Tc8, Ag7, Ae6, Cf6, a7, b5, d6, e7, f7, g6, h7 (14)
Juegan las negras
Li Chao (CHI, 2.700) se impuso en el Abierto de Reikiavik disputado del 4 al 12 de marzo con 8½ puntos sobre 10, superando a Robin Van Kampen (NED, 2.603), Eric Hansen (CAN, 2.587), nuestro conocido Eduardas Rozentalis (LTU, 2.623) y Helgi Olafsson (ISL, 2.546), que obtuvieron 8 puntos; el torneo tuvo 255 jugadores, entre ellos alrededor de 100 titulados y 30 GM.

Li Chao empezó con unas sorprendentes tablas contra un jugador de 2.055 de Elo, Daniel Abrahams, para luego recuperarse plenamente, en las últimas cuatro rondas logró tres victorias, terminando con un empate ante Van Kampen.

En la posición del problema las negras logran ventaja con sorprendente rapidez, no solo las negras están listas para el ataque sino también el blanco tiene problemas con su peón de e4.

16...Ag4! [Había alternativas, como desclavarse con 16...Dc6! que toca e4 y tras 17.Ag2 abrir líneas con 17...b4! con gran ataque, no defiende por ej. 18.Cd5 Dd7 19.Cxb4 Da4!, para 20...a5.] 17.Axf6 [Triste, pero no hay nada mejor. Tras 17.Ae2 es buena la típica continuación siciliana 17...Axe2 18.Dxe2 e5 19.Ae3 Txc3! 20.bxc3 Cxe4 21.Ad2 d5 22.Rb2 y hay varias jugadas como 22...Cd6, 22...Da5 o 22...Tc8. A 17.Te1 puede seguir 17...e5 18.Ae3 Af3 19.Tg1 Db7 y ...b4, o ...Cxe4.] 17...Axf6 18.Cd5 Axd1 19.Dxd1 Da4 20.f3 b4 0–1
Galego, L (2.463) - Li, Chao (2.700), Reikiavik (4), 06.03.2014

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...