La Arboleda, sin frutos

Rubio Ñu y General Díaz no pudieron sacar ventaja en el encuentro cumplido en el estadio “La Arboleda” y protagonizaron el primer empate de cero a cero en el presente campeonato. El arquero Bernardo Medina fue figura. General terminó diezmado por la expulsión de Diego Vera.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/O6TQLQQ4E5ERZCR7KTNKC2B6ZQ.jpg

Muchas intenciones, pero poca efectividad para las definiciones, se observó en el encuentro que sostuvieron Rubio Ñu y General Díaz, en la cancha del primero.

El partido tuvo movilidad, especialmente por el lado de Rubio Ñu, que fue el equipo más insistente en función de ataque. General Díaz se replegó y supo esperar los momentos oportunos para intentar dar el golpe en el marco defendido por Carlos Gamarra, al que inquietó incluso antes del primer minuto de juego.

Con Nelson Romero y Diego Godoy, Rubio Ñu desbordó muchas veces buscando abrir la defensa rival, pero los embates ñuenses, siempre se encontraron con la firme presencia del portero de General Díaz, Bernardo Medina.

PUBLICIDAD

En las jugadas de pelota quieta favorables a General Díaz, siempre subían los cabeceadores, entre ellos el defensor Oscar Ayala, quien un par de veces estuvo de cara al gol pero sin poder acertar en la definición.

Para el arranque del segundo tiempo ingresó Fabio Escobar en Rubio Ñu, siendo otra carta de gol para el equipo dirigido por Mario Jara, quien fuera un tiempo también entrenador de General Díaz.

Iván Ramírez fue otra pieza desequilibrante que tuvo el conjunto ñuense. En una de sus corridas por el sector derecho, Ramírez ingresó al área adversaria, enganchó y remató de zurda. Medina tapó el remate, en el rebote volvió e tirar al arco Godoy y de nuevo Medina salvó al “General”.

En una habilitación de Godoy, Nelson Romero, dentro del área por derecha, cruzó el remate y cuando no llegó Medina, el palo derecho lo cubrió, negándole el gol a Rubio Ñu. En el otro arco, Gamarra también tuvo las suyas y a los 38’ de la etapa final, pasó por su momento más crítico. Diego Doldán había ingresado y ante la salida del arquero ñuense sirvió el centro para Cano, quien cabeceó y sobre la línea Julio Domínguez salvó a Rubio Ñu, que en los minutos finales puso en la cancha al “Toro” Acuña.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD