Muere el niño enfermo de cáncer, hincha de Sunderland

LONDRES (AFP). El joven hincha del Sunderland Bradley Lowery, cuya enfermedad emocionó en los últimos meses al Reino Unido, murió ayer a los 6 años. “Mi valiente hijito se fue con los ángeles hoy a las 13h35, en los brazos de su papá y de su mamá”, escribió la familia de Bradley en su perfil de Facebook. El aficionado, que se hizo amigo de Jermain Defoe, estaba enfermo con un cáncer poco frecuente, un neuroblastoma. Su historia emocionó a Inglaterra en la última temporada, en la que Bradley saltó en varias ocasiones al césped del Stadium of Light llevado por Defoe.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/4Z4RZX63GZEHLH4RGVVDEFM27U.jpg

Preguntado por periodistas el jueves, Defoe (34 años) terminó llorando, revelando que su “mejor amigo” estaba a punto de morir. Al principio de la temporada, el joven hincha recibió un vibrante homenaje en el estadio del Sunderland, cuando su nombre fue aplaudido por el público en el minuto 5 del partido ante el Everton, el pasado setiembre. En ese encuentro se recaudaron más de 700.000 libras (822.000 euros) para enviarle a ser tratado de su enfermedad en Estados Unidos. Pero su familia informó poco después que el cáncer de Bradley, estaba en fase terminal y que los tratamientos no podían curarle.

Tras conocerse la noticia de su muerte este viernes, el mundo del fútbol reaccionó con mucha pena. “Hoy, el mundo del fútbol pierde a uno de sus aficionados más valientes. Descansa en paz, Bradley Lowery”, afirmó la FIFA en su cuenta de Twitter.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD