“No a cualquiera le toca esta distinción”

Andrea Paola Brítez López (19 años) descolló en la reciente Copa Libertadores Femenina disputada en Asunción, donde su club, Sport Colonial, fue vicecampeón tras caer 2-4 ante UnoChapecó de Brasil en la final.

La hernandariense habló de su momento y de sus sueños en el mundo que le apasiona de verdad, el futsal FIFA, que recientemente la coronó como la mejor jugadora y goleadora del importante certamen. 

Chutando la pelota de fútbol desde los 8 años hasta los 12 en el Independiente de su barrio de Hernandarias, Paola y su gemela Andrea Lorena, fueron las precursoras de su género, mezclándose “a la par con los nenes, luego se sumaron otras niñas que dejaron en poco tiempo. Últimamente jugué en el equipo de Tupí Guaraní un campeonato de mayores”.

Cambiando a la pelota más chica, “jugué primero el Intercolegial, viajamos a Colombia en 2011 y en Natal en 2012, en las dos ocasiones salimos segundas, en categoría sub 14. En 2014, con el fútbol de salón fui a Colombia de nuevo y salimos terceras, pero ya en la categoría principal. En 2015 me llamaron para integrar la selección de mayores de futsal FIFA, así como en la selección sub 20, torneo que se disputó en Asunción. Después de eso firmé un contrato con Sport Colonial y ya me quedé aquí”.

Prosiguió: “Estoy prácticamente como en mi familia, ya que me estoy quedando en la casa de la capitana Nadia Rodas. El trato con el club, con el plantel, con el cuerpo técnico tiene mucho valor para mí, ya que nos cuidan de la mejor manera y si es por ellos nos tendrían entre algodón. Estoy muy agradecida y feliz de poder ser parte de un plantel tan importante como el del Colonial”.

De los laureles conquistados en la Libertadores señaló que “los logros personales son muy valiosos para mí. Creo que no a cualquiera le toca esta distinción, por eso estoy muy orgullosa de mi misma, saber que me reconocen como la mejor jugadora de Sudamérica en futsal FIFA. Eso me deja muy feliz y a toda mi gente de Hernandarias también”.

Inseparables con su gemela, comentó que “gracias a Dios desde chicas podemos jugar de titulares, sea en fútbol o en futsal FIFA y nos llevamos súper bien en la cancha y espero que en los años venideros también podamos seguir de la misma manera”.

Sobre su futuro dijo que “como todo futbolista tiene la visión de jugar en el exterior, así también mi deseo y sueño es ir a jugar profesionalmente en el exterior y ser una gran futbolista, de ser posible en Italia donde el futsal FIFA se practica a alto nivel, así como en Suiza”.

No descuida sus estudios, ya que “el año pasado terminé el colegio y pienso retomar mis estudios. Me gusta la licenciatura en Turismo, viajar, conocer lugares y de por ahí practicar mi deporte favorito”.

Finalmente se refirió a su familia que “desde un principio me apoyó y me sigue apoyando. Creo que sin ellos y su apoyo yo no estaría aquí, estuvieron en la derrota y en la victoria, en todo momento, por eso soy feliz de tener esta familia, como siempre digo, si pudiese volver a elegir una familia, volvería a elegir a la mía”. Antes de despedirse, recordó con tristeza la partida de su papá Andrés, que falleció en 2015, a su mamá Castorina y a sus cinco hermanos que están en su ciudad natal y a Lorena y Sol que se encuentran con ella.