Olimpia, otra vez feliz

Olimpia derrotó anoche a Nacional 2-1 y vuelve a pisarle los talones al puntero Guaraní. El Decano ganó con goles de Julián Benítez y Fredy Bareiro.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HWHMUVZFWREFFIPVOCWOVZNFJM.jpg

Para el olimpista, no importa si hubo sufrimiento, si en la primera fracción hubo más quebranto que buen fútbol, que el equipo no haya estado a la altura de lo que esperaba en ese primer tiempo.

Lo que se festejó al final del partido y lo que realmente importó para el Decano es que pudo dar vuelta el marcador adverso del primer tiempo y terminó ganando 2-1 un compromiso clave que le sigue dando vida en el campeonato.

Después del cambio de técnico, de Mauro Caballero por Fernando Jubero, Olimpia asomó de nuevo con mucha expectativa e interrogantes acerca de lo que podía ofrecer de nuevo.

PUBLICIDAD

Y el primer tiempo por lo menos dejó mucho que desear, porque el equipo franjeado fue irreconocible, sin ideas ni un patrón de juego, generando todo tipo de reproches desde las graderías.

Olimpia no solo no jugó bien, sino que en las primeras embestidas de Nacional sufrió muchísimo y Leonardo Villagra, en la segunda ocasión de gol que tuvo en menos de cinco minutos, anotó el primer tanto del partido.

Nacional, con la ventaja que tuvo en el primer tiempo, tampoco hizo más después y se dedicó a esperar al Decano.

El ingreso de Julián Benítez en Olimpia para la segunda etapa fue determinante.

Apenas reanudado el juego y tras gran jugada colectiva, Julián definió bien para el 1-1.

Un minuto después, un Olimpia totalmente encendido pasaba a ganar con el gol de Fredy Bareiro.

El Franjeado fue otro, con un rostro cambiado y terminó ganando con mucha autoridad.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD