Petrosian vs. Botvinnik, Moscú, 1963

Tras vencer en el Torneo de Candidatos disputado en Curazao, en 1962, el armenio Tigran Petrosian (Tiflis, 17 de junio de 1929 – Moscú, 13 de agosto de 1984) desafió por el título mundial a Mikhail Botvinnik, el duelo se disputó en Moscú, del 23 de marzo al 20 de mayo de 1963.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/URMRTE4AVRBA5HVESV6PIWXRWA.jpg

Cargando...

Petrosian no era un gran experto en las aperturas, durante el invierno de 1962-63, junto a su segundo Isaak Boleslavsky, preparó dos sistemas de apertura diferentes, uno para el caso en que el curso del duelo fuera tranquilo, sin grandes diferencias de tanteador, y otro por si debía neutralizar la ventaja de Botvinnik, entonces jugaría aperturas agudas y riesgosas; tres semanas antes del duelo dejó de lado el ajedrez por completo.

Tampoco descuidó su preparación física, sobre todo en su nueva pasión el esquí, esas tres semanas las dedicó al esquí, tenis de mesa, paseos, lecturas y conversaciones.

¿Cuál era el punto fuerte de Petrosian? Se consideraba que además de ser muy difícil de batir, era un experto en explotar ventajas posicionales estables.

Kasparov añadió que no solo eso, ya que las ventajas posicionales duraderas no vienen solas, por lo general el adversario obtiene contrajuego activo; como ejemplo puso la Variante Sveshnikov (1.e4 c5 2.Cf3 Cc6 3.d4 cxd4 4.Cxd4 Cf6 5.Cc3 e5 6.Cdb5 d6 7.Ag5 a6 8.Ca3 b5 9.Axf6 gxf6 10.Cd5), donde las negras tienen un tremendo agujero en d5, ocupado idealmente por el corcel blanco, y una estructura de peones débil, y a cambio, posibilidades dinámicas, ¿qué vale más?

Petrosian fue posiblemente el primero en correlacionar las ventajas a largo plazo con los factores dinámicos de la posición, “sentía dónde y cuándo se evaporaría la iniciativa del oponente, mientras que los defectos de su posición permanecerían”, señala Kasparov,.

Petrosian estaba ayudado por la gran visión táctica que tenía, algo que puede sorprender; añadiré algo de lo que fui testigo, en el Torneo Clarín de Buenos Aires 1979, Petrosian no jugó bien, pero era el más entusiasta en la sala de análisis, era increíble la cantidad de detalles extraños que descubría en cada posición, y la rapidez con lo que veía los golpes tácticos, y además disfrutaba enormemente al refutar líneas de los otros participantes; verlo analizar producía un contagioso e inmenso placer.

Petrosian jugó mal la primera partida, con blancas, y fue arrollado por el campeón mundial, siguieron tres tablas y Petrosian logró su primera victoria sobre Botvinnik en la quinta partida, imponiendo su leve ventaja en un final, Petrosian ganó también el séptimo juego, pero Botvinnik se recuperó y en la 14ª partida igualó el duelo.

Sobre la 15ª partida, que recordaremos hoy, Kasparov comentó: “Botvinnik nuevamente se mostró mal preparado para una tediosa, meticulosa defensa de un final ligeramente inferior. Para él, un hombre de acción, era extremadamente difícil jugar esas pasivas y “aburridas” posiciones técnicas.”

Botvinnik ya no se recuperó, Petrosian volvió a ganar las partidas 18ª y 19ª y se colocó 11 a 8, el duelo terminó con tres tablas, y Petrosian venció por 12½ (+5, =15, -2) a 9½.

Tras el empate que daba el título a su compatriota, centenares de eufóricos aficionados armenios subieron al escenario sin que los guardaespaldas pudieran frenarlos, cuando el campeón llegó a su casa le esperaba una fiesta, Petrosian puso un disco, el preludio de “El anillo de los Nibelungos” de Wagner, la fiesta duró hasta las tres de la mañana.

Petrosian ganó 2.000 rublos por su victoria, una cantidad irrisoria para las cifras actuales del Campeonato del Mundo, pero respetable entonces, ya que el salario habitual era 100 rublos, además sus compatriotas le regalaron un coche Volga, mientras que los georgianos, que también lo consideraban suyo al haber nacido en Georgia y jugado allí sus primeros torneos, le hicieron un regalo más humilde, un cuadro de Martiros Saryan; ese cuadro cuesta ahora más que un Mercedes, según Mikhail, el hijo de Petrosian.

Andrew Soltis cuenta en “Soviet Chess 1917-1991”, que al volver a Armenia, más de 100.000 personas se reunieron en Ereván para saludar al campeón y a su esposa Rona, Yakovlevna, que tuvo un rol decisivo en el éxito de su marido.

Tras una gran ovación, notaron que algo inusual pasaba en la multitud: se estaba reuniendo dinero, se pedía 10 rublos a cada asistente; tras más de una hora de recolección, se reunió más de 1.000.000 rublos para el nuevo campeón mundial.

Botvinnik admitió que no había sido capaz de adaptarse al estilo altamente técnico, sorpresivo y cauteloso de Petrosian, y más adelante expresó que “Petrosian tiene un talento ajedrecístico particular. Como Tal, él no intenta jugar “la posición”, como se comprendía anteriormente. Mientras que Tal busca obtener posiciones dinámicas, Petrosian crea posiciones donde los hechos se desarrollan como en cámara lenta. Es difícil alcanzar sus piezas… si finalmente tienes éxito en crear un ataque peligroso, o bien te queda poco tiempo, o estás fatigado”.

Recordemos la crítica 15ª partida del duelo, basada en comentarios de Kasparov de “Mis geniales predecesores”, Tomo 3.

Tigran Petrosian – Mikhail Botvinnik
Defensa Grunfeld, [D97], 25º Campeonato del Mundo Moscú (15), 29.04.1963
1.d4 Cf6 2.c4 g6 3.Cc3 d5 4.Db3 dxc4 5.Dxc4 Ag7 6.e4 0–0 7.Ae2 Cc6 8.Cf3 Cd7 9.Ae3 Cb6 10.Dc5 Ag4 11.d5 [Tras 11.Td1 Dd6! llegaríamos a Botvinnik - Fisher, Varna (ol) 1962.] 11...Cd7 12.Da3 Axf3 13.Axf3 [No da nada 13.dxc6 a causa de 13...Axe2 14.cxb7 Tb8 15.Rxe2 Txb7 16.Thd1 c6, con idea de ...Db8, indicó Tal, los módulos actuales están de acuerdo con él.] 13...Cd4 14.0–0–0 Cxf3 15.gxf3 Cb6 [En caso de 15...c6 las blancas están mejor luego de 16.dxc6 bxc6 17.h4! Te8 (a 17...h5 sigue 18.f4) 18.h5 Dc7 19.f4, etc.] 16.Db3 Dd7?! [Era más flexible 16...Dc8 17.h4 c6! “creando Rayos X en la columna c” (Kasparov) 18.d6 (a 18.h5 sigue 18…cxd5) 18...exd6 19.Txd6 Ae5! 20.Td3 De6, con igualdad.] 17.h4! [“No tanto para atacar, sino para intentar forzar una debilidad” (Kasparov)] 17...h5 [Misión cumplida. Las blancas logran ventaja tras 17...c6 18.h5 cxd5 19.hxg6 hxg6 20.Axb6! axb6 21.Cxd5 (Konstantinopolsky) 21...De6 22.Rb1 Tfd8 23.Db4 Rf8 24.a3! Dd6 25.Dxb6 e6 26.Dxd6+ Txd6 27.Cc3, “con posibilidades de concretar el peón de ventaja” (Kasparov).] 18.f4 e6?! [Kasparov mostró su extrañeza de que ningún comentarista sugirió la natural 18...c6!, donde lo más venenoso es 19.Thg1! cxd5 (a 19...Axc3? sigue la hermosa secuencia 20.Txg6+!! Rh7 21.Tg5 Ag7 22.Txg7+ Rxg7 23.Tg1+ Rh7 24.Dd1 ganando.) 20.Axb6! axb6 (es peor 20...Axc3?! 21.Txd5 Dc6 22.Txg6+! Dxg6 23.Tg5, etc.) 21.Cxd5 De6 22.f3, con ligera ventaja blanca.] 19.dxe6 Dxe6 20.Dxe6 fxe6 [Los peones de e6 y g6 están visiblemente débiles, pero Kasparov indicó que no era fácil evaluar la posición, dado que la estructura blanca también está deteriorada, y comentó: “Pero es esto lo que define la habilidad de un jugador, ¡sopesar adecuadamente cuál de las debilidades es más importante!”.] 21.Thg1 Rh7 [21...Axc3 22.bxc3 Rh7 23.Tg5 ya no es atractivo, la debilidad de c3 no es tan importante.] 22.Cb5! Tf7 23.Cd4 [“Un motivo familiar: Petrosian ha concebido la importante maniobra del caballo a f3 y g5” (Kasparov).] 23...Te8? [El error decisivo, indica Kasparov. 23...Axd4 24.Txd4 Taf8! es su sugerencia.] 24.Cf3 Ah6 25.Cg5+ Axg5 [Y ahora el cambio es forzado.] 26.Txg5 Cc4? 27.Tdg1?! [Una jugada natural que deja pasar una oportunidad de ampliar la ventaja, aprovechando que el caballo ya no controla d7. Era muy fuerte 27.f5!! exf5 28.exf5 gxf5 (28...Txf5 29.Td7+ Rh8 30.Ad4+ Ce5 31.Txf5 gxf5 32.f4, etc.) 29.Tdg1! Rh8 30.Ad4+ Ce5 31.f4 etc. “Pero creo que Petrosian habría encontrado esta idea táctica si hubiera necesitado encontrarla” (Kasparov)] 27...Tg8 28.Rc2 b6 29.b3 Cd6 30.f3 Td7 31.T5g2 Tdd8

[Petrosian inicia una secuencia aparentemente sencilla, pero de una fuerza tremenda.] 32.a4! [Buscando crear más debilidades en campo negro, el alfil es más fuerte que el caballo cuando hay juego en ambos flancos, y sus torres son más ágiles.] 32...Cf7 33.Ac1! [Con idea de Ab2 y f5.] 33...e5 34.Ae3! [¡Típica maniobra de Petrosian!, una vez logrado su objetivo, vuelve a colocar el alfil en su mejor posición, ahora a las blancas les resultará más sencillo crear un peón libre en la columna e.] 34...exf4 [Se sugirió 34...c5 pero no cambia la situación, podría seguir con mismo plan de Petrosian. A 34...a5 seguiría 35.Td2 Txd2+ 36.Rxd2 Td8+ 37.Re2 con idea de Tc1–c6, si se evita con ...c5, “la debilidad del flanco dama negro es ruinosa” (Kasparov)] 35.Axf4 Td7 36.Td2! [“El cambio de un par de torres es útil: ahora es más fácil crear la debilidad adicional en el flanco dama” (Kasparov)] 36...Txd2+ 37.Rxd2 Td8+ 38.Re2 c5 39.a5! [Esta era la amenaza latente.] 39...Td7 40.axb6 axb6 41.Ta1 Rg7 42.Ta6! [La jugada secreta, obligando a la pasividad de la torre negra.] 42...Tb7 [A 42...b5 sigue 43.Tc6] 43.Ta8 Rf6 [O 43...b5 44.Tc8 ganando un peón.] 44.Tc8 Ce5 45.Re3! [Con la amenaza 46.Axe5+ y f4+.] 45...Cd7 46.Tc6+ Rf7 47.e5! Cf8 48.Tf6+ Rg7 49.Re4 b5 50.Tc6 Rf7 51.Txc5 [Y el resto es sencillo.] 51...Ce6 52.Td5 Re7 53.Ae3 Tb8 54.Td6 b4 55.Ta6 Tb5 56.Ta7+ Re8 57.f4 Rf8 58.f5
1–0

PROBLEMA Nº 428

Solución del Problema Nº 427
Blancas: Rd3, Cd1, a3, d5, e4, h4 (6)
Negras: Ra6, Cb6, a4, d6, e5, h5 (6)
Juegan las Blancas
El peruano Julio Granda (2.647) se adjudicó el VII Torneo Continental de las Américas disputado en Mar del Plata, del 12 al 21 de octubre.

El torneo se jugó por Sistema Suizo a 11 rondas, con 202 participantes (ninguno de Paraguay), y dio cuatro plazas para la Copa del Mundo de la FIDE de 2013. Curiosamente ser campeón no garantizaba a Granda la clasificación, debió desempatar con los otros cuatro jugadores que hicieron con 8½ puntos, para decidir quién de los cinco quedaba fuera de la Copa del Mundo, tras el desempate a partidas rápidas los clasificados fueron los norteamericanos Gregory Kaidanov (2.587) y Alexander Shabalov (2.570), el canadiense Eric Hansen (2.528), y Granda, mientras que el argentino Diego Flores (2.598) quedó eliminado.

Robert Hungaski (EE.UU.) logró el título GM; Ernesto Juliá (Argentina) obtuvo el título de MI, Florencia Fernández (Argentina) logró una norma de gran maestra femenina, Jorge Sabas (Argentina) obtuvo dos normas de MI, y obtuvieron norma de MI César Umetsubo (Brasil), y Martín Martínez (Colombia).

Granda, con 5½ sobre 7, cayó ante Shabalov en la octava ronda, pero ganó las tres últimas partidas, fue crucial su victoria en la última ronda ante el venezolano Eduardo Iturrizaga (2.639), que iba primero.

Tener un rey mejor ubicado permite a las blancas defender con más facilidad sus debilidades de a3, e4 y h4, y eso termina por darles la victoria.

47.Cc3! Ra5 48.Ce2! Rb5 [Busca contraatacar sobre a3. No bastaba para igualar 48...Cd7 49.Cg3 Cf6 50.Rc4 Ra6 51.Rb4 Rb6 52.Rxa4 Rc5 53.Rb3 Rd4 54.a4, y las blancas ganan la carrera.] 49.Cg3 Cc4 50.Cxh5 Cxa3 51.Cg3 Rb4 52.h5 [Este peón es notoriamente mucho más fuerte que el de a4.] 52...Cb5 53.Ce2 Cd4 54.Cxd4 exd4 55.h6 a3 56.h7 a2 57.h8=D a1=D 58.Db8+ Rc5 59.Dc7+ Rb5 60.Dc6+ 1–0
Granda, J (2.647) - Hungaski, R (2.451), Mar del Plata (10), 20.10.2012.

Enlance copiado
Content ...
Cargando ...