Se convierte en el “Rey de Copas”

La noche del domingo 16 de marzo de 1980, en Asunción, Olimpia se convirtió en el “Rey de Copas” al adjudicarse la Copa Interamericana, el tercer trofeo internacional, luego de ganar en el 79 la Copa Libertadores y 15 días atrás la Intercontinental. El 5-0 ante el FAS de El Salvador posibilitó al Decano dar su tercera vuelta olímpica fuera del plano local.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/Z5L7RO6JERHOZHFXOOSPCOXQLA.jpg

El camino rumbo a la consagración de la Interamericana tuvo para el viejo Decano sus contratiempos al igual que las otras dos consagraciones internacionales. Sin embargo todos los problemas y anécdotas suscitados a lo largo de la ruta, lejos de dejar mella en el ánimo de los franjeados, no hicieron más que confirmar que el temperamento de los paraguayos estaba hecho a prueba de balas.

En realidad los partidos por la Copa Interamericana estaban programados en principio jugarlos en el 79 y contra el América de México. El objetivo mayor de Olimpia luego de ganar la Copa Libertadores de América, en julio de 1979, era alcanzar la cima del mundo ganando la Copa Intercontinental.

Para alcanzar dicho objetivo realizó varios enfrentamientos como parte de su preparación, y entre ellos figuraban los dos partidos ante el América de México por la Copa Interamericana (jugada entre los campeones de la Libertadores y la Concacaf).

La altura de la capital azteca le pareció a Luis Cubilla un aditamento extra para medir la capacidad de sus dirigidos, que se estaban preparando para jugar ante el Malmoe sueco, a baja temperatura por el crudo frío europeo. El partido de ida se disputó el domingo 9 de setiembre, en el estadio “Azteca”, empatando el Decano sin abrirse el marcador. El entorno olimpista consideró que la gira resultó altamente satisfactoria (también incluyó un empate, 1-1, ante el Barcelona de Guayaquil, en Ecuador) de cara al partido ante el Malmoe y además estaba la posibilidad de ganar la Interamericana antes del choque en Suecia.

Luego de jugarse la revancha ante el América en Asunción, el 26 de setiembre del 79, con triunfo olimpista por 1-0 con tanto de Carlos Yalud, el presidente de la Confederación Norte, Cetroamericana y del Caribe de Fútbol (Concacaf), el mexicano Joaquín Soria Terrazas, aclaró que el partido entre el conjunto mexicano y el paraguayo era nulo atendiendo que el cuadro del Norte de América se había adjudicado el trofeo de esa parte del continente en 1977. La carta dirigida a Olimpia terminó diciendo que en la presente edición (1979) los finalistas eran el Fas de El Salvador y la Universidad de Nuevo León de México y que disputarían el partido definitorio recién el 29 de diciembre y que los partidos por la Copa Interamericana debían jugarse en los primeros meses de 1980. De esa manera quedó sin efecto el partido ante el América.

En 1980, el “Negro” Luis Cubilla se fue atraído por una millonaria oferta del Newell's Old Boys de Rosario, Argentina, y tomó la posta su hermano Pedro, con el propósito de traer a las vitrinas de los franjeados la Interamericana y la Copa Intercontinental, cuyo partido de revancha se jugaría el domingo 2 de marzo.

Olimpia tuvo que encarar los partidos ante los salvadoreños sin algunos jugadores capitales en la obtención de la Copa Libertadores, como el zaguero izquierdo uruguayo Miguel Ángel Piazza, quien fue detrás de Luis Cubilla en el conjunto rosarino, y Hugo Ricardo Talavera, quien para esa época estaba con la duda de continuar o no la práctica activa, teniendo en cuenta que se superponían sus actividades deportivas con las de su profesión de arquitecto. Al final, el “Tala” fue transferido también a Newell’s atraído por Luis Cubilla.

Para cubrir el claro dejado por el “charrúa” Piazza se contrató a su compatriota Daniel Di Bartolomeo, y en vez de Talavera arribó, proveniente de Nacional, Miguel María Michelagnoli. La llegada de este al instituto Decano fue otra de las acertadas del presidente Osvaldo Domínguez Dibb, pues a partir de la revancha ante los salvadoreños empezó a convertir goles de todos los colores y formas. Fue tanta la avalancha de goles de parte de Michelagnoli que al final de la temporada se consagró como goleador del fútbol paraguayo con 11 tantos, que le valió su convocatoria a la selección absoluta que participó de las Eliminatorias Sudamericanas en 1981, ante Chile y Ecuador, válidas para el Mundial de España 82.

El partido de ida ante el Fas se jugó el domingo 17 de febrero en el estadio Cuscatlán de la ciudad de San Salvador. Fue empate 3-3 luego de estar en ventaja el Decano por 3-1, hasta 15 minutos antes del final. A la llegada a Asunción el entrenador Pedro Cubilla fue muy criticado, especialmente por la prensa radial, por la decisión de dejar en el banco al zaguero central Flaminio Sosa, uno de los artífices de la conquista de la Libertadores del año anterior.

En la revancha, jugado el domingo 16 de marzo del 80 en el estadio “Defensores del Chaco”, apareció la fibra goleadora de Miguel María Michelagnoli, marcando tres goles en la goleada a favor de Olimpia por 5-0. Los tantos restantes fueron obras de Osvaldo Aquino y de Eduardo Ortiz. El saldo negativo de la jornada fue la fractura de tibia y peroné que sufrió el puntero derecho franjeado Evaristo Isasi.

Así, con la goleada ante el Fas salvadoreño y la obtención de la Copa Interamericana, Olimpia se convirtió para siempre en el “Rey de Copas”.

PARTIDO DE IDA – COPA INTERAMERICANA

EL SALVADOR – DOMINGO 17 DE FEBRERO DE 1980

FAS 3 – OLIMPIA 3

Síntesis. Estadio: Cuscatlán de San Salvador. Árbitro: Carlos Alfaro (Costa Rica). Líneas: Marco Antonio Regalado y Rómulo Méndez (Guatemala). FAS: Castillo; Guillermo Rodríguez Bou, Alcides Piccioni (Ramírez), Gonzalo Enriquez y Carlos Humberto Recinos; Manuel Álvarez, Amado Abraham y Edgardo Erazzo; Quinteros, David Arnoldo Cabrera (Jorge “Mágico” González) y Roberto Raúl Casadei. DT: Juan Francisco Barraza.

OLIMPIA: Éver Hugo Almeida; Alicio Solalinde, Roberto Paredes, Rubén “Toto” Jiménez y Alberto Giudice; Luis Torres, Carlos Kiese y Miguel María Michelagnoli (Rogelio Delgado); Evaristo Isasi, Carlos Yaluk y Osvaldo Aquino (Eduardo Ortiz). DT: Pedro Cubilla. Goles: 1’ Alicio Solalinde, 27’ Carlos Yaluk y 60’ Evaristo Isasi (O); 59’ y 81’Roberto Casadei y 73’ Abraham (F).

PARTIDO DE VUELTA – COPA INTERAMERICANA

ASUNCIÓN – DOMINGO 16 DE MARZO DE 1980

OLIMPIA 5 – FAS 0

Síntesis. Estadio: Defensores del Chaco. Árbitro: Edison Pérez Núñez (Perú). OLIMPIA: Éver Hugo Almeida, Alicio Solalinde, Rubén Roberto Paredes, Flaminio Sosa y Daniel Di Bartolomeo; Ernesto Luis Torres, Carlos Alberto Kiese y Osvaldo Aquino; Evaristo Isasi, (7’ Eduardo Ortiz), Carlos Yaluk, (70’ Julio Juan Díaz) y Miguel María Michelagnoli. DT: Pedro Cubilla FAS: Castillo; Carlos Humberto Recinos, Gonzalo Henríquez, (20’ Héctor Alcides Piccione), Jaime Rodríguez y Guillermo Rodríguez Bou; Norberto A. Huezo, Amado Abraham y Manuel Álvarez; Jorge “Mágico” González, David Arnoldo Cabrera, (35’ Roberto Raúl Casadei) y Edgardo Erazo. DT: Juan Francisco Barraza. Goles: 12’ Osvaldo Aquino, 43’, 58’ y 81’ Miguel María Michelagnoli y 60’ Eduardo Ortiz (O).

lirala@abc.com.py

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05