Sol encandiló a un soso Nacional

Sol de América le ganó ayer a un desdibujado Nacional, por 1 a 0, y abandonó la última grilla de la tabla de posiciones. El cuadro azul fue más ambicioso, creó varias situaciones en el primer tiempo, pero recién en la etapa final pudo llegar al gol mediante Alfredo Mazacotte, con tiro cruzado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5ZXMCRQ54RABFO7YC4HVBVXL2E.jpg

Ambicioso, profundo, como debe ser jugando de local, arrancó Sol de América ayer contra Nacional, y a los 10 minutos ya llegó en dos ocasiones a inquietar al “Nacho” Don, primero por medio de Rodrigo Vázquez, y luego por Cecilio Domínguez, quien tras dejar en el camino a varios tricolores, lanzó un remate que fue raspando el travesaño del golero académico.

Los albos no pesaban en la ofensiva, no por la alineación de Benjamín Pedrozo y el juvenil Armando De Giácomi, sino porque los volantes no podían crear nada para los mismos, y tal es así, que cuando estuvieron los titulares, “Zorro” y Julián, tampoco llegaron a inquietar al golero Roberto Acosta.

En la etapa final, Sol siguió martillando sobre el área alba, y tras un desborde de Diego Vázquez, quien lanzó el pase al medio, encontró bien posicionado a Alfredo Mazacotte, quien con disparo cruzado y rastrero, venció la resistencia de Don.

PUBLICIDAD

Más por voluntad que buen fútbol, Nacional empujó a los locales sobre su área, pero con pelotazos frontales, facilitando la tarea de los zagueros y del arquero solense.

Buen y justo triunfo de los azules, que vuelven a sonreir luego de mucho tiempo, en el torneo, más aún porque abandonaron la última posición de la tabla.

Vázquez, irresponsable

Diego Vázquez, quien ingresó a los 20 minutos del segundo tiempo, por Correa, fue protagonista de una acción irresponsable que pudo perjudicar a su equipo en los últimos minutos del partido. El delantero azul fue amonestado a los 89 minutos por patear el balón, tras salir al costado, y dos minutos más tarde, por una infracción innecesaria contra Argüello fue expulsado. Tras la acción el mismo, se tiró al piso, al costado de la alambrada, por una supuesta lesión, por lo que el árbitro interrumpió el juego, provocando un gran lío entre los demás jugadores.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD