Verón: una década en Pumas de México

El portal azteca mediotiempo.com elaboró un informe especial sobre los 10 años del marcador central paraguayo Darío Anastacio Verón Maldonado, de 34 años, en los Pumas de la UNAM. A continuación, el material periodístico sobre el mundialista guaraní.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/UIWRDIZEXFDATILQN7SSKVETXQ.jpg

El 8 de mayo de 2003, enfundado en la camiseta del Cobreloa de Chile, Darío Verón eliminó a Pumas de la UNAM en octavos de final de la Libertadores. Tres meses después, el paraguayo debutó con la casaca auriazul dando inicio a una relación que cumple una década y que ha sido parte importante en los cuatro títulos de Liga conseguidos en los últimos nueve años.

Fue un 9 de agosto cuando el guaraní debutó con la escuadra felina ante Atlas en el Apertura 2003 y será ante otros rojinegros, los Xolos de Tijuana, la oficialización de los 10 años vistiendo los colores universitarios, en el estadio Caliente.

La historia de Verón con Pumas se resume en cuatro campeonatos (títulos), 21 torneos cortos (tomando en cuenta el actual), 357 partidos jugados, 31.698 minutos en el terreno de juego, cuatro goles, 99 tarjetas amarillas y seis rojas. Sin embargo, fuera de los números y las estadísticas, el originario de Misiones (San Ignacio) ha logrado en este tiempo convertirse en el ícono más representativo, influyente y destacado del equipo con el cual ha vivido desde problemas porcentuales hasta la obtención del único bicampeonato en torneos cortos.

PUBLICIDAD

Una campaña después de haber fichado con la escuadra universitaria, Verón comenzó a cosechar los primeros éxitos en el fútbol mexicano, mismos que ahora lo ubican como uno de los extranjeros con más juegos dentro de la institución felina.

De la mano de Hugo Sánchez y junto a Bruno Marioni, Joaquín Beltrán, Jaime Lozano, Francisco Fonseca, Sergio Bernal, Ailton Da Silva, Leandro Augusto, entre otros, se proclamó monarca en el Clausura 2004 y seis meses más tarde, con prácticamente el mismo plantel, logró el bicampeonato en el Apertura 2004.

En 2009 Verón, ya sin Beltrán en la zaga central, con Efraín Juárez, Pablo Barrera, Israel Castro, Martín Bravo, Juan Francisco Palencia y con Ricardo Ferretti en el banquillo, volvió a entregar buenas cuentas, después de salir de un bache que los tuvo entre los últimos lugares de la tabla del descenso.

Con un gol de cabeza de último minuto en el estadio Olímpico Universitario, el paraguayo le dio el pase a la final del Clausura 2009 a Pumas, que ocho días después levantó su sexto trofeo de Liga en el estadio Hidalgo, tras derrotar a los Tuzos del Pachuca en el marcador global.

La historia se repitió en 2011. El 22 de mayo de ese año Darío Verón consiguió su cuarto campeonato con la camiseta auriazul y la séptima estrella en el escudo de los Pumas, lo que lo colocó dentro de la lista de los jugadores más ganadores en la historia del club y el cuarto, por debajo de Sergio Bernal, Miguel España y Miguel Negrete, con más partidos disputados.

Nota de la redacción. En el currículum de Verón aparecen como sus equipos 12 de Octubre de Itauguá (1999/2001), Guaraní (2001/02), 12 de Octubre (2002), Cobreloa de Chile (2003) y Pumas (2003/13), pero en el 2005 también militó en Pachuca, siendo uno de los refuerzos para la Libertadores (el otro fue José Cardozo).

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD