Ignoraron todas las advertencias de fiscalizadora del fracasado metrobús

Ramón Jiménez Gaona, exministro de Obras, ignoró todas las advertencias que su propia fiscalizadora le hacía sobre el metrobús, que iba al fracaso, revela un reciente informe del MOPC.

Parte del informe de intervención del proyecto metrobús, hecho por la actual administración del MOPC y la Contraloría.
Parte del informe de intervención del proyecto metrobús, hecho por la actual administración del MOPC y la Contraloría.Archivo, ABC Color

La fiscalizadora del proyecto metrobús, Consorcio Typsa- Incosa-Ingenec, emitió sendos informes sobre anomalías en las obras ejecutadas por la contratista Mota Engil, que fueron ignorados por el entonces ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona. Incluso desde octubre del año pasado, la contratista impidió el ingreso de la fiscalizadora a la zona de obras, según revela el informe de intervención del Programa de Reconversión Urbana y Metrobús hecho por la actual administración del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC).

El reporte al que accedió ayer nuestro diario incluye además observaciones realizadas recientemente por la Contraloría General de la República (CGR) acerca de anomalías registradas desde el inicio del proyecto, como el incumplimiento del cronograma en la entrega del diseño ejecutivo conforme a al contrato. Otras observaciones señaladas por la CGR tienen que ver con certificados de obra que la fiscalizadora rechazó y con que esta ordenó la demolición del tramo rechazado, lo cual en su momento fue ignorado por Mota y por la cartera.

El ente contralor cuestionó igualmente la construcción del techo de las paradas, inadecuada señalización vertical de desvíos, problemas de escurrimiento de agua en la calzada, diferencia de nivel de los umbrales calzada BTR pública y las veredas, badenes muy profundos, falta de bacheos profundos, maquinarias que figuran en la oferta técnica y no fueron proveídas por la contratista, entre otras anomalías.

PUBLICIDAD

Una de las observaciones más importantes es sobre la ejecución de la “zanja técnica” como obra adicional (que ocasionó el aumento del costo en un 70%), lo que “demuestra la falta de previsión del MOPC de un rubro importante”. “Del mismo modo, el desfasaje en el avance físico-financiero entre lo ejecutado y lo previsto implica el cumplimiento del cronograma establecido”, dice el informe.

Señala los “ graves errores” de la falta de la liberación de franja, lo que constituyó, a criterio de la intervención, uno de los mayores inconvenientes para que las obras del metrobús avancen según cronograma. Se revela además que el ministro Jiménez Gaona firmó la orden de inicio de obras cuando el relevamiento catastral ni siquiera estaba previsto.

Desconocen a fiscalizadora

La intervención del MOPC, liderada por Sixto Morínigo, en tanto, constató que “desde el 25 de octubre de 2018 la empresa Mota-Engil impide el ingreso de la fiscalizadora al campamento de obras, argumentando una falta de permiso, pese a la vigencia de los contratos de obras y de fiscalización”. Mota argumentó que en el contrato no se hace referencia a la fiscalización en ninguna de sus cláusulas y así desconoció al consorcio fiscalizador (ver facsímil).

Recientemente, Jiménez Gaona compareció ante la Comisión Bicameral del Congreso que investiga el caso metrobús y no contó nada sobre las advertencias de la fiscalizadora. Se limitó a decir que no debió dar la orden de inicio de la obra.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD