Invasores se retiraron de la isla tras intervención fiscal

El grupo de supuestos pescadores que invadió la isla San Francisco la semana pasada se retiró ayer del lugar tras una intervención de efectivos militares de la Prefectura Naval y de miembros del Ministerio Público. En tanto, directivos de la empresa Vimérica SA optaron por suspender los trabajos de dragado que se realizan en esa zona del río Paraguay debido a los incidentes ocurridos.

Con presencia policial, militar y del Ministerio Público, se llevó a cabo el operativo resguardo en la isla San Francisco.
Con presencia policial, militar y del Ministerio Público, se llevó a cabo el operativo resguardo en la isla San Francisco.Archivo, ABC Color

El fiscal Luis Chamorro, de Limpio, solicitó ayer de manera urgente a la Prefectura Naval el resguardo de la isla San Francisco, que fue invadida por supuestos pescadores que dijeron ser afectados por las obras de refulado de la empresa Vimérica SA.

Ayer, casi al mediodía, efectivos militares y gente de la fiscalía llegaron hasta el lugar, pero los ocupantes ya se habían retirado. No obstante, realizaron la limpieza del sitio, donde los pescadores dejaron cubiertas, carpas y otros residuos.

Debido a los frecuentes incidentes, los directivos de la empresa Vista Alegre y Vimérica, que tienen a cargo el proyecto turístico en la zona, decidieron suspender las actividades hasta que estén dadas las condiciones y existan garantías para hacerlo, según informaron.

PUBLICIDAD

Esto, tras la quema de cables registrada el domingo último y que aparentemente fue provocada por pobladores de la zona. El incendio afectó tres cables de media tensión de 50 mm de 23.000 voltios, que alimentan con energía a las dragas.

“Hay mortandad”, dicen

Por su parte, Claudia Arrúa, una de las pobladoras y pescadoras de Remanso, dijo ayer al equipo de ABC TV que debido al refulado se dio “una mortandad de peces” en las inmediaciones del riacho San Francisco.

PUBLICIDAD

“Con el refulado taparon el cauce natural. Este era un lugar donde veníamos a veranear, pero ahora ya tragaron toda la arena. Con el ruido (de la draga) los peces migraron. Ahora ya casi no comemos. Antes hacíamos tres a cinco millones por mes (de ingresos por pesca), ahora ya nada”, expresó.

En tanto, el Ministerio del Ambiente (Mades) sigue relevando datos del sitio debido a que existen dos grupos de pescadores. Uno de los ellos asevera que no hay daño alguno en la zona y se muestra en contra de la ocupación liderada por el dirigente político Camilo Arrúa, quien tiene antecedentes de cobro indebido de subsidio en veda pesquera.

Vimérica SA proyecta invertir más de US$ 150 millones en la isla, para afincar un “master plan” turístico y de entretenimiento.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD