BCP sostiene que no puede intervenir para revertir la tendencia del dólar

La suba del dólar obedece a un fenómeno mundial y por el momento no genera presión inflacionaria, aseguró ayer Liana Caballero, presidenta interina del BCP. La divisa se cotizó ayer a G. 6.400, su máximo valor en 16 años.

La economista y titular interina del BCP detalló ayer que las incertidumbres que hay en el mercado internacional generan presión sobre la divisa estadounidense a nivel mundial y que no es una situación que afecta únicamente a nuestro país.

Estas incertidumbres provienen de factores externos, como recientes acontecimientos geopolíticos, las guerras comerciales entre Estados Unidos y China, el conflicto del brexit y hasta las elecciones en Argentina, explicó durante una entrevista en ABC Cardinal.

No obstante, otros analistas privados esperan que estas presiones sobre el dólar bajen en los próximos días, considerando el acuerdo logrado respecto al brexit (salida de Gran Bretaña de la Unión Europea) y nuevos estímulos anunciados por la FED, aunque la relación comercial entre Estados Unidos y China ha mejorado muy poco aún.

PUBLICIDAD

Si bien la banca matriz viene ofertando diariamente US$ 5 millones para satisfacer la demanda interna de divisas, que también aumentó por la temporada alta, Caballero detalló que la entidad monetaria no puede intervenir más de lo que viene haciendo. “Nosotros (el BCP) no podemos intervenir para cambiar una tendencia regional e ir en contra de nuestro modelo, cuyo principal foco es la inflación”, afirmó la economista.

Solo en setiembre el BCP inyectó US$ 100 millones en el sistema, y en lo que va de año unos US$ 1.000 millones, según datos oficiales.

Asimismo, Caballero dijo que una intervención mayor del banco podría generar un escenario con presiones inflacionarias, situación que está castigando fuertemente a otros países.

PUBLICIDAD

En ese sentido, destacó que la mayor fortaleza de nuestro país es que “tiene una inflación baja, controlable y predecible”. Hasta setiembre último el Índice de Precios del Consumidor registró un aumento de solo 1,6%, a diferencia de otros países como Argentina, que registra una variación del 54%, o de Venezuela, con 200.000%, siendo los países con mayor aumento de la inflación en la región y el mundo.

Nuestra canasta de importados comprende alrededor del 40% del IPC, por lo que persiste el temor de que el dólar empiece a impactar en algunos productos como el combustible, pasajes y otros por efecto rebote. Por otra parte, también estamos importando de Argentina, donde se registra una devaluación importante de la moneda. Estos productos son generalmente alimenticios, elementos de limpieza y aseo, los cuales están más baratos y compensan las subas que se registran en otros bienes de la canasta.

La divisa estadounidense nuevamente subió 20 puntos ayer y ya alcanzó en el mercado minorista los G. 6.400 por unidad, convirtiéndose en el nivel más alto de los últimos 16 años, según los registros históricos de cotización. En lo que va de 2019 el dólar acumula una apreciación de 7,2% frente al guaraní.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD