Estado cerró el año pasado con una deuda total de US$ 8.859 millones

El ejercicio fiscal cerró el año pasado con una deuda pública (externa e interna) de US$ 8.859,1 millones, lo que representa un aumento del 10,1% con respecto al 2018 y equivale al 22,9% del PIB, según los datos que dio a conocer ayer el Ministerio de Hacienda.

CLASIFICACIÓN DE LA DEUDA
CLASIFICACIÓN DE LA DEUDA

El informe de cierre del ejercicio 2019 revela que del total de la deuda pública, la externa se situó en US$ 7.238,5 millones, lo que implica un incremento del 13% con relación al 2018; en tanto, la deuda interna terminó en US$ 1.620,6 millones, 1% menos respecto al monto del ejercicio anterior.

Son compromisos contraídos con los organismos financieros internacionales, tales como el BID, Banco Mundial, CAF, Fonplata y otros; agencias de gobierno; mediante la emisión de bonos del tesoro, tanto local como internacional; así como a través de la denominada ley llave en mano (Ley N° 5074/2013) para la inversión vial.

La deuda viene creciendo aceleradamente desde 2013 (ver infografía), principalmente por la colocación de bonos soberanos en el mercado internacional para realización de obras y el “bicicleteo” de los vencimientos. En el lapso hasta 2019 aumentó más del doble, pasando de US$ 4.174,2 millones a los US$ 8.859,1 millones actuales.

PUBLICIDAD

En 2013, la primera emisión de bonos estuvo a cargo del gobierno de Federico Franco (PLRA), por US$ 500 millones; luego el gobierno de Horacio Cartes (ANR) pisó el acelerador y le sumó US$ 2.910 millones a pesar de las críticas de la ciudadanía; en tanto que el gobierno de Mario Abdo Benítez (ANR) lleva colocado US$ 950 millones.

Además, el monto en proceso de contratación asciende a US$ 2.526 millones, entre convenios ya firmados, en negociación y en estudio en el Congreso para su aprobación. Incluye, US$ 600 millones en préstamos de contigencia de la CAF y el BID.

La deuda total equivale a 22,9% del PIB y, según el informe Macro Latam del Banco Itaú, correspondiente al mes de febrero, el déficit fiscal se mantendrá en 2,2% del PIB, por encima del tope legal de 1,5%, con lo que la deuda bruta pública se situará cerca del 27% del PIB a fines de diciembre.

PUBLICIDAD

Las autoridades de Hacienda vienen sosteniendo, basadas en las recomendaciones de los organismos financieros, que la deuda es muy baja con relación a los demás países y que el tope sería entre 30% y 40% del PIB. Para el exministro de Hacienda, César Barreto, el tope no debe sobrepasar el 30% del PIB y es partidario de impulsar una ley para poner este límite al endeudamiento, más aún luego de que el año pasado los gastos rígidos del gobierno central (salarios, jubilaciones, deuda y gastos sensibles) hayan absorbido el 97% de la recaudación impositiva, dejando poco margen para atender la creciente demanda de servicios públicos que requiere la ciudadanía.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD