Título de propiedad no es suficiente para frenar atropellos de los jueces

La jueza Teresita Florentín, de Iruña, ordenó que el camino interno de la estancia Agropeco sea librado al uso público “porque se encuentra en buen estado”. ¿Y la propiedad privada?

Los colonos brasileños tumbaron carteles que pertenecen a la firma propietaria. La insólita orden judicial se justifica en el hecho de que los caminos públicos se encuentran en mal estado.
Los colonos brasileños tumbaron carteles que pertenecen a la firma propietaria. La insólita orden judicial se justifica en el hecho de que los caminos públicos se encuentran en mal estado.

En la mañana del viernes último, la jueza Teresita de Jesús Florentín, del juzgado civil de Iruña, Alto Paraná, ordenó la apertura del camino interno de la estancia Agropeco SA para uso público.

La resolución judicial tiene un fundamento insólito: el camino interno de la estancia Agropeco SA se encuentra en buen estado, en cambio los senderos vecinales no tienen un buen mantenimiento.

La empresa agropecuaria invierte fondos propios en mantener sus caminos internos en buenas condiciones como parte de un proyecto de desarrollo privado.

PUBLICIDAD

La jueza Teresita de Jesús Florentín, en lugar de ordenar al municipio respectivo la reparación de caminos, ordena la apertura para el uso público del camino de una empresa privada.

Camino más lindo

La jueza Teresita de Jesús Florentín recibió el pedido de apertura de camino a través de la estancia.

PUBLICIDAD

La solicitud fue presentada por siete colonos radicados en la colonia Apepu, distrito de Tavaí, departamento de Caazapá.

El pedido fue planteado por los colonos brasileños Adelar César Baumbach, Valdemar Meurer, Silvio José Dallazen, Claudio Andrés Baumbach, Vicente Vasata, Eloi Vasata y Valdir Briezinski.

El escrito firmado por la jueza Florentín expresa lo siguiente: “Los accionantes viven y residen en la localidad de Apepu y realizan sus actividades agrícolas en sus inmuebles ubicados en dicho lugar, requiriendo del traslado diario a la ciudad de Naranjal para entrega de productos y manutención de sus siembras, a esto se suma que sus hijos estudian en la ciudad de Naranjal”.

Agrega el documento: “El trayecto y duración fue corroborado por esta magistrada durante el desarrollo de la constitución del juzgado, el cuál fue de dos horas aproximadamente... con un camino en malas condiciones y de difícil transitar” (negritas son nuestras).

Sostiene la jueza Teresita de Jesús Florentín lo siguiente: “Refirieron los accionantes que al cruzar el camino interno de la firma Agropeco SA el trayecto se reduce a 40 minutos en un camino en mejores condiciones” (negritas son nuestras).

Libre tránsito con protección policial

Ante el pedido de los colonos brasileños, la jueza ordenó lo siguiente: “Disponer el tránsito de los accionantes, familiares y dependientes de 6 am a 19 pm de lunes a domingo de cada semana, todo bajo resguardo y protección policial”.

En cuanto a la firma propietaria del inmueble, la jueza expresa: “Agropeco SA debe tolerar el paso interín se sustancia el presente juicio, debiendo esta medida cautelar ser cumplida bajo apercibimiento de desacato a una orden judicial”.

En la tarde del viernes, los recurrentes llegaron hasta los portones de Agropeco SA con una escolta de seis patrulleras de la Policía Nacional.

La comitiva ingresó en la propiedad e introdujo maquinaria para unir el camino interno con el camino vecinal, en la calle.

A esto se suma la destrucción de carteles que indican que el inmueble es una propiedad privada y que el acceso se encuentra prohibido.

La maquinaria vial trabajó hasta tener lista la unión, utilizando un camino interno, dentro de una propiedad privada.

De hecho, no existen posibilidades de controlar que únicamente los accionantes, sus familiares y sus dependientes sean los que utilicen el camino abierto por la jueza Teresita de Jesús Florentín.

Es una vía que se abre también a traficantes de marihuana, de rollos de madera y cazadores. Todo a costa de la inversión de Agropeco SA para tener un buen camino.

En todo caso, la jueza Florentín hubiera intimado a los intendentes de Tavaí, Miguel Bogado, y de Naranjal, Eduardo Schaffrath, a invertir el dinero que reciben en concepto de royalties en la construcción de caminos que puedan servir al desarrollo de sus comunidades.

Intendente en favor de la jueza

El intendente de Tava’i, Miguel Bogado, se expresó en favor de la apertura del camino interno de Agropeco SA para uso público.

Mencionó que “el camino de Agropeco hace mucho luego que existe y siempre usó la gente”.

Reconoció que el camino de la colonia Apepu no se encuentra en buenas condiciones, pero dijo que “tampoco es que se encuentra tan mal”.

Expresó que “los colonos de Apepu tienen que dar una vuelta muy grande por los caminos públicos”.

Enfatizó que “es una comodidad el camino de Agropeco porque se acortan 20 kilómetros gracias a eso”.

roque@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD