Tiendas y restaurantes buscan abrir puertas elaborando sus protocolos

Representantes de tiendas de ventas al menudeo y de restaurantes elaboran sus propios protocolos para poder abrir sus puertas este mes y evitar así despidos masivos, ante la imposibilidad de generar ingresos en la cuarentena.

SUGERENCIAS PARA EVITAR CONTAGIOS EN TIENDAS
SUGERENCIAS PARA EVITAR CONTAGIOS EN TIENDASArchivo, ABC Color

Giovanni Invernizzi, vocero de la Asociación de Importadores y Comerciantes del Paraguay (Asimcopar), mencionó que una propuesta de protocolo sanitario se presentó al Ministerio de Salud y al Ministerio de Industria y Comercio (MIC), pero todavía no tuvo respuesta ni sugerencia de ajustes.

El objetivo de los comerciantes es que se les permita abrir las puertas, extremando las medidas sanitarias, a fin de que las tiendas no se conviertan en focos de contagios. “Nos causa gran indignación ver los buses llenos, mientras que nosotros nos vemos obligados a despedir gente a pesar de que ofrecemos más garantías de seguridad que los supermercados”, expresó.

Además de los despidos, Invernizzi indicó que se registran dificultades con los proveedores, quienes necesitan cobrar, pero las tiendas no tienen ingresos para cumplir con sus obligaciones.

Invernizzi señaló que los importadores y tiendas retails proponen más seguridad a las aplicadas actualmente como parte del protocolo de Salud (ver infografía).

Destacó igualmente la importancia de que el pedido sea atendido, considerando que el rubro ofrece artículos para el hogar en general, vestuario y calzados, y emplea a unas 10.000 personas de forma directa, y otras 40.000, indirectamente. Destacó que el rubro ofrece artículos de primera necesidad, como lo son prendas para bebés.

Por otro lado, la Asociación de Restaurantes (Arpy) esta semana estaría culminando el protocolo a fin de poder abrir sus locales antes de iniciarse fase 4, que se estima que sería en julio, si se dan las condiciones conforme al reporte de contagios. “Estamos ajustando detalles para un protocolo dirigido a cada tipo de restaurante”, dijo Oliver Gayet, presidente del gremio. Señaló que el sector es consciente que los ingresos no serían los mismos, pero al menos podrían “dar un respiro a la asfixiante situación por la que atraviesan los restaurantes. Gayet estimó que el rubro emplea a 2.000 personas y sería inevitable los despidos, ya que la estructura de costos es insostenible.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD