Gobierno analiza protocolo para frontera, pero advierte que esta se debe reinventar

El Gobierno analiza la reducción de tasas para el comercio de frontera, el incentivo de las ventas electrónicas y el delivery transfronterizo, pero advierte que a largo plazo la única solución es reconvertir el modelo productivo. Empresarios de Ciudad del Este, sin embargo, consideran que el turismo de compra sí podría ser rentable, con incentivos adicionales.

Ahora con el inicio de la fase 2, los comerciantes pueden abrir su negocios. En Ciudad del Este, los comercios ya ponen a disposición sus productos, pero la demanda aún no es importante, corroboró nuestra redacción regional.
Ahora con el inicio de la fase 2, los comerciantes pueden abrir su negocios. En Ciudad del Este, los comercios ya ponen a disposición sus productos, pero la demanda aún no es importante, corroboró nuestra redacción regional.Archivo, ABC Color

El viceministro de Economía, Humberto Colmán, comentó ayer a ABC que proyectan un protocolo con el objetivo de reactivar la economía en las ciudades fronterizas, que son Ciudad del Este, Encarnación, Pedro Juan Caballero y Salto del Guairá.

Colmán explicó algunos puntos de la propuesta que se pondrá a disposición del Equipo Económico Nacional (EEN). Mencionó el delivery transfronterizo, para que los productos lleguen hasta el cliente brasileño. “Hay que dialogar con nuestros pares de Brasil para que se pueda comercializar por esa vía sin que implique que las personas vengan a los comercios para concretar sus compras”, expresó y añadió que se busca mantener la comercialización mientras sigan las restricciones para evitar contagios del coronavirus de este lado de la frontera.

Otro aspecto que se contempla es la reducción de tasas que forman parte del costo de los comercios, tales como de la Dirección de Aeronáutica Civil (Dinac), el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semilla (Senave), tasa consular, etc. Según lo explicado, la cifra de estas tasas alcanzan la mitad de la carga tributaria para el sector.

“Se busca apoyar el proceso de reconversión comercial productiva con gente del sector. La situación que se plantea en las ciudades fronterizas es compleja porque antes de la pandemia ya venían con una situación complicada”, dijo en alusión al bajón de ventas registrado el año pasado. Antes de la pandemia, Brasil ya proyectaba una caída de su PIB en 7% y ahora, tras las restricciones en varios estados, la cifra será aún mayor.

PUBLICIDAD

Ante ese escenario, desde el Gobierno vienen sosteniendo que para las ciudades fronterizas que hoy dependen casi exclusivamente del turismo de compra, no le queda más que reconvertir su modelo productivo.

“La mayor demanda viene de Brasil y ahora tiene menos posibilidades de comercio, situación que se suma con la depreciación fuerte del real (moneda de ese país)”, explicó y recalcó que el Estado paraguayo no tiene control en eso e “inevitablemente hay que apurar el paso hacia la reconversión, no queda otra”.

El viceministro indicó que siendo conscientes de esas variables, se trabaja con referentes del sector en la elaboración del plan para dar dinamismo a la economía apuntando a la industrialización.

Según los datos, los representantes de gremios de Ciudad del Este elaboraron una propuesta del fomento de turismo de compras y de una inversión en esa área, además de otros aspectos del régimen de maquila para hacer frente a las medidas aplicadas por Brasil en su política comercial de frontera y mantener la competitividad.

PUBLICIDAD

En general, los comerciantes de frontera hoy tienen condiciones más ventajosas en materia de impuestos respecto al resto del país.

“Las cataratas son un imán de turistas”, aseguran

Óscar Manual Airaldi, vocero de empresarios, señaló que se consensúa con el Gobierno las medidas para oxigenar el comercio en el este del país. Opinó que se debe incentivar el turismo de compras, teniendo en cuenta que en los últimos años se realizaron importantes inversiones y que a las Cataratas seguirán viniendo los turistas. “Antes de la pandemia había un promedio de 2 millones de visitantes, de los cuales solo 100.000 personas llegaban al este. Hay potencial para atraer a más turistas”, afirmó. Consideró que la emergencia sanitaria es una cuestión circunstancial y que luego volverán los viajeros. “Las cataratas están y seguirán ahí, los turistas volverán porque es una de las maravillas del mundo”, insistió.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD