Alegan que no industrializar soja priva al país de US$ 176 millones

El Paraguay dejó de generar US$ 176 millones en valor agregado con la exportación de 4,1 millones de toneladas de soja en estado natural. Eso ocurre por falta de una política industrial, afirma Cappro.

La Cámara Paraguaya de Procesadores de Oleaginosas y Cereales (Cappro) elaboró un informe con base en la cantidad de soja en estado natural que se exportó en el año 2018 y lo que se pudo haber generado si es que gran parte de lo exportado se industrializaba en nuestro país.

Señala que el Paraguay continúa sintiendo los efectos de la no industrialización de su producción agropecuaria. Refiere que en el 2018 se exportaron 4,1 millones de toneladas de la oleaginosa, unas 430.000 toneladas más del total que procesaron las industrias nacionales ese mismo año.

En términos de dinero, agrega, eso representa por lo menos US$ 176 millones en valor agregado que se dejó de generar debido a la falta de una política industrial que incentive el procesamiento de las materias primas producidas en el país.

PUBLICIDAD

Este gremio apunta que el valor mencionado equivale a la diferencia entre la venta al extranjero de productos en estado natural y la de producir bienes industrializados como la harina, el aceite y la cascarilla de soja, tomando los precios promedio de exportación y el rinde promedio de la soja.

Agrega que la pérdida para el país podría ser mayor aún si se considera el efecto multiplicador de la industria y la posibilidad de desarrollar toda la cadena y exportar otros bienes industrializados con mejores precios a nivel internacional que los enviados sin procesamiento de ningún tipo.

La Cappro aboga por definir qué modelo de país se quiere tener. Como consecuencia de esa indefinición, el Paraguay deja de percibir importantes sumas de dinero que el Gobierno podría aplicar en infraestructura, salud o educación. “Es una situación que debería llamar a una reflexión sobre el modelo país al que se apunta”, recalca y advierte que si se sigue el modelo actual de exportar productos en estado natural, se continuará trasladando “los mayores beneficios de la industrialización a otros países”.

Bajos precios y poca producción

Por otra parte, la Unión de Gremios de la Producción (UGP), en su informe semanal, se refiere a la merma en la producción de soja, situación que afecta a toda la cadena productiva y a la exportación, según el análisis de los productores Cristi Zorrilla y Darci Bertoloso.

Ambos coinciden en que todos los eslabones de la cadena se verán perjudicados por los bajos precios y el rinde de esta zafra.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD