Aún no hay acuerdo para la venta de energía de Acaray a Copel del Brasil

A casi dos meses de haberse iniciado las tratativas para la venta de energía generada en Acaray al mercado brasileño, todavía no existe un acuerdo al respecto. Desde un principio técnicos del sector pusieron en duda la conveniencia de la operación, teniendo en cuenta que se requieren obras complementarias para el suministro.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/XI6QK5PWFVDC3FDI3H4TBFY6JU.jpg

Las autoridades de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) se llamaron a silencio y no quieren vaticinar lo que ocurrirá con la propuesta de vender la energía generada en la central hidroeléctrica Acaray al estado de Paraná, Brasil, a través de la Compañía Paranaense de Electricidad (Copel).

Las tratativas están encabezadas por el gerente técnico de la estatal, Ing. Walter Causarano, quien en un principio había anunciado que la operación se podría concretar en este mes de julio, pero tal cosa no ocurrió. El suministro que están negociando ronda los 100 MW de potencia, lo que equivale a casi a la mitad de la capacidad instalada de la central hidroeléctrica de Acaray, que es de 220 MW.

Desde un principio técnicos locales del sector eléctrico advirtieron que la venta de la energía generada por la central de Acaray al mercado brasileño requería un estudio mucho más profundo para determinar la rentabilidad de la inversión a realizarse para poder cumplir con los requerimientos del Sistema Eléctrico Brasileño. Esto teniendo en cuenta que existe una diferencia de frecuencias entre los sistemas eléctricos de ambos países. Paraguay genera en 50 Hertz (Hz) y el Brasil en 60 Hz.

La hidroeléctrica paraguaya cuenta con dos grupos generadores (3 y 4) que están en condiciones de generar tanto en 50 Hz como en 60 Hz, pero dichas máquinas sufrieron desgastes y deben ser reacondicionadas.

Asimismo, se va requerir de una estación convertidora de frecuencia para abastecer al mercado brasileño, lo que demandaría una inversión estimada en casi US$ 50 millones. Según los datos, la ANDE, para cubrir todos sus costos, incluido el equipo convertidor de frecuencia más la pérdida de ingreso en concepto de compensación de energía y gastos administrativos e impuestos, debe establecer como mínimo un precio de venta de 50 US$/MWh. Sin embargo, el precio de compra que estaría dispuesto a pagar Copel sería de alrededor de 35 US$/MWh. En estas condiciones los técnicos consultados consideran que sería mucho más conveniente negociar este excedente en el mercado argentino, que también opera en frecuencia de 50 MHz.

De hecho, desde noviembre del 2011 se determinó que la energía suministrada a la localidad de El Dorado, Misiones, Argentina, desde la central de Acaray sea vendida a precio de mercado, en 120 US$/MWh fuera del horario de punta y en punta a 150 US$/MWh.

Firma intentó y fracasó

Como es sabido, el Ministerio de Minas y Energía del Brasil es la instancia que debe autorizar la operación. En anteriores ocasiones ya había denegado la posibilidad a la empresa Mercosul Energy, argumentando que la importación podría alterar el balance energético del Paraguay y llevarlo a consumir más de Itaipú, en detrimento del Brasil. Actualmente con Acaray la ANDE logra disminuir sus costos de compras en las binacionales.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD