CDD-Roggio debe parar dragado en la bahía tras notificación del MOPC

El Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) recién ayer le notificó al consorcio CDD-Roggio que debe mudar las dragas que extraen arena de la bahía para las obras de la Costanera II y llevarlas adonde establece el contrato. Esta violación del convenio, si no se denunciaba y paraba, suponía un regalo de 3,7 millones de dólares del MOPC a favor del contratista.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/ZIIE57CT3VCUNCQLQXQBOJZSEU.jpg

Un benevolente MOPC permitió que el contratista de las obras de la Costanera II, el consorcio CDD-Benito Roggio, dragara 55.000 m3 de arena de la bahía, cuando por contrato debía extraer el material a una distancia mucho mayor al lugar de las obras.

Tras la publicación, el MOPC le notificó ayer al contratista para que pare el dragado y traslade sus máquinas. De no haber sido así, la cartera le hubiera regalado 3,7 millones de dólares (21.000 millones de guaraníes), que es la diferencia entre dragar el río donde establecen las adendas y aclaraciones que forman parte del pliego y hacerlo donde de hecho lo estaba haciendo CDD-Roggio, la bahía.

La nota que envió el director de Vialidad del MOPC, Ignacio Gómez, a César Daniel Delgado, representante del consorcio que violó el contrato, dice que “la Dirección de Vialidad ordena la paralización de los trabajos de extracción de arena de la bahía de Asunción por no ajustarse a las condiciones establecidas en el pliego”.

Agrega que la fiscalización también presentó un informe que confirma la violación denunciada. Como si fuera poco, en su momento uno de los oferentes descalificados también advirtió al MOPC, nota mediante, la extracción de arena de la bahía, pero la cartera hizo caso omiso a estas advertencias.

Ganaron con precio irreal

CDD-Roggio fue adjudicado con un precio que estaba muy por debajo de las demás ofertas.

Si en su momento hubiese cotizado la obra como debía hacerse, dragando arena del río y no de la bahía, quizá no le hubiesen adjudicado.

La “salomónica” solución anunciada ayer por el director de Vialidad a los medios es que se le pagará menos a CDD-Roggio, por extraer arena de la bahía.

Según fuentes técnicas consultadas, la primera parte del dragado es justamente la más costosa, porque a medida que el refulado avanza la distancia entre la posición de las máquinas y la obra disminuye y, por ende, puede llegar a utilizarse menos combustible y energía.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.